Enviar
Constructora española desembarca en Perú

Lima
EFE

Con la compra de una compañía local, la constructora española OHL desembarcó en Perú para “quedarse” a largo plazo, atraída por la “seguridad jurídica” que ofrece el país andino, señaló ayer Pedro Espada, director del Área para América Latina de la empresa.
En una entrevista con Efe, el directivo explicó que la reciente compra por parte de OHL de la constructora peruana TPSAC, una de las más reconocidas del país, obedece al interés para “participar en la construcción de las grandes infraestructuras que se van a dar en Perú en los próximos años”.
Espada consideró que la inversión en Perú es una “apuesta razonablemente justa que no se hubiera planteado hace dos años” y señaló que en el país existe “una seguridad jurídica suficiente que no existe en otros países del entorno”.
“Hay una voluntad política de poner todos los mecanismos para que el inversor se sienta seguro y cómodo, y nosotros queremos invertir en un sitio que sepamos que pasado mañana va a ser igual”, afirmó el empresario.
Según explicó Espada, el plan de OHL es participar en los proyectos de construcción a través de su nueva adquisición, mientras que la matriz participará en las grandes licitaciones en infraestructura que se produzcan en el país.
Así, OHL aportará “el ‘know how’, la técnica y los recursos financieros para acometer grandes obras” mientras se aprovecha de los 50 años de experiencia y el “importante capital humano” de su nueva adquisición.
La idea es que la empresa tenga una posición relevante en Perú, donde el Gobierno, según fuentes de OHL, prevé atraer inversiones extranjeras por valor de 17 mil millones de euros para mejorar las infraestructuras y modernizar el país.
Espada explicó que OHL tiene previsto invertir y construir en todo tipo de infraestructuras, carreteras, hospitales, puertos e incluso ferrocarriles, aunque no tiene pensado participar en promoción inmobiliaria.
La constructora nacida de la fusión de las empresas Obrascón, Huarte y Laín, participará en los próximos meses en la licitación para la construcción de la carretera Transamazónica así como en la del tren eléctrico de Lima, esta última en un consorcio en el que participan otras empresas españolas como Abengoa o CAF.

Ver comentarios