Foto 1
Enviar

Compradores de oro de China señalan que caída de los precios se acerca al punto más bajo

El oro más barato en cuatro años está resultando irresistible para los compradores en China y la India, donde la recuperación de la demanda puede indicar el fin de la caída de precios más larga en más de una década.
Las compras en Asia ayudarán a respaldar los precios encabezados por los primeros dos años de descenso desde 2000, dijo Standard Chartered Plc. Mientras que el aumento de las acciones y el control de la inflación han erosionado el atractivo del oro como una cobertura, el envío de lingotes cae a $1.132,16 la onza ayer, los precios se acercan a los mínimos previstos por los bancos desde Citigroup Inc. hasta Goldman Sachs Group Inc.
China reemplazó a la India como el comprador más grande del mundo el año pasado, cuando el metal se desplomó un 28%. Las joyas y los lingotes son vistos en ambos países como un depósito de valor y son populares como regalos. Las importaciones de oro de China desde Hong Kong en septiembre fueron las más altas en cinco meses. Los joyeros indios están pronosticando un aumento en las ventas del cuarto trimestre.
"Hay un piso de alrededor de $1.100 fijado por la demanda minorista china", dijo el 5 de noviembre por correo electrónico Paul Horsnell, jefe de investigación de materias primas en Standard Chartered en Londres. "Los indicadores de demanda física fuera de China y la India están firmes".
La demanda de oro en China aumentará un 20% en tres años, pronosticó el Consejo Mundial del Oro en septiembre. Las importaciones netas del país desde Hong Kong ese mes ascendieron a 61,7 toneladas métricas, la mayor desde abril, según cálculos de Bloomberg News en base a datos del Departamento de Censos y Estadísticas de Hong Kong el 27 de octubre.
Para otros inversores, la ola de ventas en oro está lejos de terminar, con la recuperación del dólar conteniendo la demanda del metal como un depósito de valor. El dólar subió a un máximo de cinco años frente a una canasta de 10 monedas.
El oro terminará el año en $1.100 y seguirá deslizándose hasta $800 a fines de 2015, escribió Georgette Boele, analista de ABN Amro Group NV en Ámsterdam, en un informe el 5 de noviembre. Las posibilidades de que disminuya a $1.000 van en aumento, ya que los precios del petróleo caen y la economía de Estados Unidos mejora, dijo Michael Haigh de Société Générale SA, un analista que pronosticó correctamente la caída del oro en 2013, el 30 de octubre.

Bloomberg

Ver comentarios