Enviar
Cerca del 36% de los costarricenses adquiere algún artículo por medio de este tipo de financiamiento
Comercios impulsan créditos con marca propia
Tasas cero y facilidad en los trámites solventan necesidad de la mayoría de los consumidores

Muchos comercios están lanzando tarjetas de crédito propias, financiamiento que le ha permitido a más del 36% de los costarricenses adquirir algún artículo sin necesidad de contar con efectivo.
Los créditos con recursos propios o en alianza con emisores de tarjetas, son en algunos casos responsables de hasta el 70% de la facturación de los comercios, según indicaron las compañías consultadas.
Lo anterior se debe a diversos motivos, entre ellos la facilidad para adquirir estas tarjetas; también a que algunas ofrecen tasa de interés al 0% si el pago se realiza en los tres primeros meses de haber adquirido el producto, el envío de estados de cuenta por correo electrónico y página web para revisar sus compras recientes. Otro gancho que utiliza el comercio es el monto de las cuotas.
Por otro lado, los almacenes son bastante flexibles a la hora de emitir los plásticos. En el caso de Super Ferretería EPA la tarjeta se solicita presentando solamente la cédula de identidad y la orden patronal. La tasa mensual va desde el 4,5%, pero si el pago se realiza en tres meses se le exonera del interés, explicó Oscar Fernández, gerente de riesgo de Super Ferretería.
Esta empresa además premia a los clientes que usan la tarjeta con ofertas mensuales y brinda estímulos adicionales en la agilidad de los trámites.
“Esta alternativa es una opción que tienen los clientes para realizar sus compras. Los pagos de nuestras tarjetas pueden efectuarse en las cajas de cualquier Ferretería EPA, Servimás o por transferencia bancaria”, dijo Fernández.
En el caso de los comercios, cerca del 40% se realiza por medio de estas tarjetas. Para conocer mejor a los clientes, estos negocios realizan un estudio crediticio para determinar la capacidad de pago de los solicitantes.
“Esta investigación es muy rápida, el consumidor en pocas horas podrá hacer uso de nuestra tarjeta”, detalló María Borges, encargada de ventas de la Librería Samach.
Por otro lado la cadena de supermercado Walmart ofrece la tarjeta “Compra fácil”, que permite al consumidor adquirir artículos desde cualquier punto de venta. Como valor agregado este producto financiero trae el beneficio de “cashback” o acumulación de dinero, cuyo fin es devolver a los clientes un 5% del dinero que utilicen.
“No cobra membresía ni anualidad y tiene un sistema de 45 días para pagar sin intereses”.
Otro de estos comercios es Simán, que implementa este tipo de financiamiento y ofrece a los clientes la posibilidad de acumular puntos canjeables por mercancía o millas con la aerolínea Taca; además, participar en promociones exclusivas en temporadas especiales.
“Esta tarjeta es una forma de premiar a nuestros mejores clientes con promociones y descuentos exclusivos”, indicó Wendy de Rizzi, subgerente de Simán.
Asimismo, Farmagro se une en la lista de comercios que tienen entre sus establecimientos este tipo de crédito, esta comercializadora de herramientas motorizadas brinda financiamiento para mercados agropecuarios, forestales, obra civil y domésticos.
“Los clientes que usen nuestra tarjeta podrán estar tranquilos debido a que no tendrán que pagar interés cuando hagan uso de esta”, explicó Juan Manuel Castro, gerente de Ventas de Farmagro.
Lo cierto es que actualmente los consumidores tienen la capacidad y están dispuestos a realizar compras. Más del 31% de la población podría en el corto plazo hacer adquisiciones, de acuerdo con la encuesta de confianza del consumidor de mayo de este año.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios