Colonización acelera su marcha
Enviar
Banco Central con nuevos espacios para ejercer política monetaria
Colonización acelera su marcha

• Menor intervención del ente emisor en sector cambiario crea mercado de dólares entre bancos

• Dolarización disminuye en ahorros, préstamos y transacciones privadas

Wilmer Murillo
[email protected]  

La economía dolarizada se ha reducido continuamente y la participación del Banco Central como comprador de la divisa estadounidense es cada vez menor.
Este elemento le ha permitido al Banco Central ganar espacios para ejercer la política monetaria a través del sistema de bandas.
La tendencia del último año muestra una menor participación del ente emisor para sostener el piso de la banda.
Lo anterior implica que el Banco no está viendo presiones cambiarias que puedan afectar la inflación. No está emitiendo colones para adquirir dólares y defender la banda en el piso.
“Una golondrina no hace verano, pero lo que ocurre es alentador”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del instituto emisor.
El proceso de “des-dolarización” ha sido paulatino pero significativo, pues los ahorros en dólares bajaron en menos de tres años del 51% al 43% (¢6,8 millones de millones) y los créditos del 56% al 51%, (¢5,2 millones de millones).
Asimismo, la relación de la deuda pública respecto al Producto Interno Bruto (PIB) se redujo hasta un 37%, de acuerdo con cifras de la agencia calificadora Fitch Ratings.
La liquidez total (M3) mostraba a setiembre del año pasado, activos en dólares y colones “fifty-fifty” (50-50). Este año al mismo mes, los activos financieros se encuentran ubicados un 55,1% en moneda nacional.
Esta recomposición de los activos financieros implica que ahora la gente está vendiendo los dólares y comprando más colones.
Anteriormente las tesorerías de las empresas convertían cada colón en dólares, pues por las minidevaluaciones obtenían una rentabilidad adicional.
“La venta de dólares en el mercado para pagos de planillas o impuestos ha mermado y por eso el Central disminuyó la compra de esa moneda”, dijo Gutiérrez.
El Banco Central está dando a la economía pasivos sin costo (colones) y recibiendo a cambio activos rentables (dólares), todo lo cual ayuda a reducir la inflación.
Los dólares que está comprando el Banco Central para satisfacer la demanda del sector público, disminuyeron durante el trimestre de agosto a octubre, con respecto al mismo periodo del año pasado.
Es la primera vez desde que adoptamos el sistema de bandas el 17 de octubre de 2006, que el Central está comprando menos dólares, “de modo que sentimos avances en el proceso de transición hacia una flexibilidad administrada”, adujo Gutiérrez.
Otros factores que influyen en esta tendencia, son la mejoría en algunos indicadores de confianza en la economía local y la reducción en la inflación.
Esta situación ha llevado a algunos economistas a preocuparse sobre aspectos como por ejemplo el crecimiento en las carteras de crédito de la banca comercial, lo cual a futuro podría transformarse en problemas. Sin embargo, en el sector bancario mantienen el optimismo.
Los buenos indicadores de la política cambiaria y monetaria le dan tranquilidad al sistema financiero para hacer proyecciones adecuadas, adujo Ana Mora, vicepresidenta de la Cámara de Bancos y gerente del Banco Uno.
En ese sentido, la banca ha tomado confianza para ir formando un mercado de dólares más activo, señaló.
La posición propia de divisas respecto a su patrimonio ha sido flexibilizada por el Banco Central y la idea es seguir avanzando en ese terreno. Lo anterior hace desaparecer el temor de los bancos de comprar dólares y tener que venderlos en la tarde al Central al piso de la banda, o comprárselos en el techo.



Ver comentarios