Enviar

Más hombres se quedan en casa

Al menos en Estados Unidos, las tareas domésticas siguen en manos femeninas

La tercera parte de los hombres cuyas esposas trabajan son ahora quienes se ocupan de los hijos como consecuencia de la depresión económica y el elevado desempleo masculino.
La cantidad de hombres que se ocupan de sus hijos menores de 15 años aumentó a 32% en 2010, mientras que era de 26% en 2002. Entre los hombres con hijos en edad preescolar, uno de cada cinco es el adulto que pasa más tiempo con el hijo, indicó la Oficina de Censo de los Estados Unidos.
La recesión ha hecho crecer el número de padres que tiene un papel activo en el cuidado de los hijos, cantidad que viene aumentando desde 1988, dijo Lynda Laughlin, especialista en demografía familiar de la Oficina de Censo. “La economía no se ha recuperado, en especial en el caso de los hombres”, dijo Laughlin. “¿Recesión masculina?”.
La crisis tuvo en un primer momento más impacto en los hombres que en las mujeres. Los hombres perdieron más empleos netos entre diciembre de 2007 y mayo de 2011, según un informe de julio del Pew Research Center.
En el caso de la región centroamericana la situación no ha cambiado drásticamente; esto, según lo indica el Cuarto Informe del Estado de la Región, podría estar motivado en gran parte por la brecha entre hombres y mujeres. “Durante la primera década del siglo XXI, en todos los países del istmo aumentó la participación laboral de las mujeres. Sin embargo los avances fueron lentos”, indica el informe.
El estudio concluye que las tareas domésticas y el cuido de los niños continúan estando en manos de las ellas. “Es evidente que, a pesar de la creciente participación femenina en el mercado laboral, la división de trabajo entre los géneros ha permanecido inmutable”, indica.
En el caso específico de Costa Rica el desempleo afecta más a las mujeres, reveló este año la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos. Para ellas el porcentaje es del 10,3% y los hombres es del 6%.

Melissa González y Bloomberg
[email protected]

Ver comentarios