Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


CHISPORROTEOS

Alberto Cañas [email protected] | Sábado 03 noviembre, 2007


CHISPORROTEOS

Alberto F. Cañas

En estos días se ha dicho y escrito mucho en contra de la festividad de Halloween, pero cuantos lo han hecho coinciden en señalarla como de origen norteamericano.

Nada de eso. Halloween es medieval y muy anterior al descubrimiento de América; tiene un curioso sentido religioso y proviene de Inglaterra. La fiesta se origina en el hecho de ser el 31 de octubre la víspera del Día de Todos los Santos, y los medievales dispusieron que esa víspera tendría necesariamente que ser un día de brujas. Hay que observar que la palabra Halloween contiene la raíz “hallow” que significa sagrado, y la particula “een” que de alguna manera tiene que ver con víspera.

El celebrar Halloween en Costa Rica se inició como una práctica de la colonia británica, que había fundado un club frente al sur de La Sabana (donde hoy está el Tennis Club), que se llamaba el Golf Club. Supongo que jugaban golf en el enorme potrero de enfrente, pero no me consta; en todo caso, se sabe que, al menos en la década de 1920, no sé si antes, acostumbraban celebrar un baile de disfraces (o de fantasía como decían en Costa Rica entonces) el 31 de octubre, noche de Halloween. Porque el Halloween comparte, en lo religioso, algunas de las condiciones del martes de carnestolendas. Los medievales creían que las vísperas de ciertas fechas santas podían o debían ser de orgías.

Durante muchos años (quiero decir durante mi juventud), la noche de Halloween pasó inadvertida aquí, pero por la década de 1960, y esta vez sí por influencia de la colonia norteamericana, comenzaron los niños a recorrer los barrios residenciales pidiendo confites, que es también una manera de celebrar el Halloween. Pero al menos donde yo vivo, hace muchos años que los chiquillos no recorren el barrio pidiendo confites. De manera que me parece que en Costa Rica no estamos celebrando Halloween como en otras épocas.

Y no olvidemos sus dos orígenes: religioso y británico.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...