Alberto Cañas

Enviar
Miércoles 26 Noviembre, 2008

Chisporroteos

Alberto F. Cañas

Un buen amigo cuya llamada agradezco, me señala la omisión que cometí en días pasados al aplaudir la temporada que realizó en el Teatro Nacional la Escuela de Ballet Clásico Ruso, al no mencionar con entusiasmo la tarea que se ha impuesto una tica: Patricia Carreras, directora de la escuela, a cuyo esfuerzo, dedicación y entusiasmo la debemos y por supuesto los estupendos resultados que la presencia en ella de notables maestros rusos está dando. Cumplo con ese grato deber.

Ninguna columna que yo haya escrito desde que Chisporroteos nació en agosto de 1960, me ha traído tantos telefonazos de felicitación, como la de la semana pasada, en la que me referí a los disparates, atentados protocolarios e irrespetos a los altos dignatarios nacionales en que cayó nuestro gobierno al recibir al Presidente de China, que, plata o no plata, es la cabeza de una de las dictaduras que queden en el orbe.

Decía don Pepe Figueres que las relaciones internacionales deben tener un fondo moral o partir de él. Quienes colaboramos en el terreno diplomático con sus gobiernos lo sabíamos. Y pudimos aspirar el perfume de prestigio con que el mundo rodeaba a Costa Rica en esa época.

Eso de que haya sido precisamente una autoridad la que fue detenida por ser la cabeza de las estafas contra las cuentas bancarias, es un aviso más que nos está dando la Providencia, de que la clase dirigente de Costa Rica está hediondamente corrompida. Me han dicho que en el gobierno tienen pavor de que se produzca una nueva vacante (se han producido varias) en la bancada legislativa de Liberación por la provincia de San José. Bueno, así se elaboran las papeletas.

La Editorial de la UNED se prepara para hacer entrega formal a sus descendientes, de las Obras Completas de don Ricardo Fernández Guardia que ha publicado en catorce volúmenes, que incluyen sus libros históricos y sus obras literarias (tres tomos de cuentos y una pieza teatral). Se agregará luego un tomo adicional que recogerá trabajos que nuestro gran hombre de letras publicó en revistas y periódicos pero no recogió en libro. La preparación de ese tomo adicional se ha confiado a Elías Zeledón, dada la lamentable desaparición de quien tuvo la dirección de este notable trabajo editorial, el eminente Eugenio Rodríguez Vega que desgraciadamente no vivió para verlo completo, y es otra de las notables empresas de edición que él acometió para la EUNED (los tres tomos de Costa Rica en el Siglo XX son otra labor inapreciable de don Eugenio). Así confirma la EUNED su condición de editorial que no está sujeta a los ramalazos y vientos de popa de la producción del día, sino que sigue espigando en nuestra historia cultural en busca de obras y de los autores que le dieron prestigio cultural a la Patria.

[email protected]