CE multa a farmacéutica Servier
Servier implementó una estrategia para excluir a rivales y retrasar la entrada de medicamentos más baratos en el mercado mediante una adquisición tecnológica y una serie de acuerdos sobre patentes con competidores fabricantes de genéricos. AFP/La República
Enviar

CE multa a farmacéutica Servier

La Comisión Europea (CE) impuso multas de 427,7 millones de euros a la farmacéutica francesa Servier y a cinco productores de medicamentos genéricos por impedir a través de una serie de acuerdos la entrada en el mercado de una versión más barata de un medicamento cardiovascular.
El Ejecutivo comunitario informó de las multas millonarias a Servier por un lado y a Niche-Unichem, Matrix (ahora parte de Mylan), Teva, Krka y Lupin por otro, por haber hecho "una serie de pactos encaminadas todos a proteger el medicamento estrella contra la hipertensión, perindopril, de la farmacéutica francesa, de la competencia de genéricos en la Unión Europea (UE)".


Servier es la empresa a la que la CE impuso la mayor sanción, de 331 millones de euros.
Según indicó, esa compañía implementó una estrategia para excluir a rivales y retrasar la entrada de medicamentos más baratos en el mercado mediante una adquisición tecnológica y una serie de acuerdos sobre patentes con competidores fabricantes de genéricos, en detrimento de los presupuestos públicos y los pacientes.
"Servier empleó una estrategia para deshacerse económicamente y de manera sistemática de cualquier amenaza de competidores para asegurarse de que éstos permanecían alejados del mercado", indicó el vicepresidente de la CE y comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, quien informó de las sanciones en una rueda de prensa.
Perindopril es un medicamento superventas contra la presión sanguínea alta y solía ser el producto estrella de Servier, que dominaba el mercado porque ningún otro fármaco contra la hipertensión salvo sus versiones genéricas eran capaces de generar competencia a la farmacéutica francesa en cuanto a precios y ventas.
La patente de Servier sobre la molécula perindopril expiraba, en su mayor parte, en 2003. Los rivales de genéricos estaban sujetos a patentes secundarias relacionadas con el procesamiento y la forma, pero en aquel momento preparaban intensamente su entrada en el mercado, según la CE.
A fin de poder entrar en el mercado y superar los obstáculos restantes, las compañías fabricantes de genéricos buscaron productos no sujetos a patentes o cuestionaron legalmente las de Servier.


Bruselas/EFE


 


Ver comentarios