Enviar
¡Cartaginés se desahogó!
Fue de esos curiosos partidos donde todo le salió

El Club Sport Cartaginés le dio una lección refrescante a Liga Deportiva Alajuelense, de cómo aniquilar a un rival que como Santos, por infortunio y errores propios se quedó con nueve hombres en la cancha. ¡Lo aplastó!
Ni el más positivo fanático del Cartaginés se pudo imaginar el resultado final del partido de ayer en el Fello Meza, cuando en el minuto 3, Santos abrió el marcador tras un tiro de esquina de Osvaldo Rodríguez, que entre Josué Salas y el portero Luis Torres empujaron en su jaula.
Al rato, se empezó a escribir la historia que hundiría a los discípulos de Rónald Gómez, cuando se lesionó Elbert Núñez y entró Dober Da Silva. Parece mentira pero la retaguardia guapileña se rompió en mil pedazos y cayeron tres goles casi consecutivos que sinceramente, ni Cartaginés los buscó.
Un remate inofensivo de cabeza de Leonardo Madrigal fue a la red; tapado Pablo Camacho por rivales y compañeros; de seguido un pase largo de Granados atrapa a Santamaría y Da Silva cazando mariposas; Daniel Jiménez se enfila solo, elude a Camacho, falta y penal. Cobra dos veces Granados al mismo punto de red; se repite porque País invadió el área; al ratito le repiten la faena a los dormidos zagueros santistas. Pase largo de Sanabria a la espalda de los centrales, Diego País mide la salida de Camacho y le globea el 3-1. ¡Demasiado fácil!
La segunda parte es un infierno para Santos; entra Johan Venegas por Andrey González y los de Guápiles apretan el acelerador. Paradón de Torres a remate a bocajarro de Sequeira; Villalobos y Sanabria salvan dos goles; Ariel Rodríguez entra por Charpentier y Santos agota variantes.
En el minuto 23, Danny Fonseca entra por Daniel Jiménez; dos después expulsan a Venegas por reclamos y en 16 minutos, Cartaginés arma el fiestón.
Tiro de esquina de Valverde, raspa Danny y gol: se lesiona Da Silva y Santos queda con nueve.
¡Y se vino el chaparrón!
Golazo de País de chilena a su mejor estilo; otro de País cerrando pase del novel Luis Fernando Sáenz, el público en éxtasis pide a Chiqui Brenes que haga su gol y este cumple al conectar de cabeza centro de Hidalgo.
El Fello Meza es un manicomio.
“Caca de gato” corre desaforado por las gradas; el gordito animador se quita la calentura y la gente llora en los graderíos.
¡Siete pepinos! Contra nueve. Qué importa. Esto no fue problema de Cartago. ¡Allá Santos con sus broncas!

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Ver comentarios