Candidatos evitan firma de compromisos LGTBI
“Hemos sido silenciadas, discriminadas y expulsadas de la democracia, por gente a la que no le interesan nuestros derechos”, asevera Dayana Hernández, una mujer transgénero candidata a diputada por el partido Vamos. Esteban Monge/La República
Enviar

A cuatro meses de las elecciones nacionales, solo dos aspirantes presidenciales han firmado un compromiso público para favorecer a la comunidad LGTBI a partir del próximo gobierno.


Se trata de Carlos Alvarado del PAC y Edgardo Araya del Frente Amplio, quienes rubricaron la iniciativa “Compromiso por la Igualdad”, la cual pretende concientizar a la población y promover un voto informado entre los integrantes del colectivo sexualmente diverso.


El proyecto lanzado por Frente por los Derechos Igualitarios (FDI) busca reconocer a los partidos, aspirantes a diputados y candidatos a la presidencia que respaldan el matrimonio igualitario, además de una ley contra la discriminación sexual y el plan de derecho a la identidad de género.


“Creemos en una sociedad en la que caminemos todos y todas juntas. Somos seres humanos, hijos e hijas de una misma madre, la madre Tierra. Nadie puede ser discriminado por ninguna causa. Reafirmamos nuestro compromiso con la igualdad, por el reconocimiento completo de los derechos humanos de las lesbianas, gais, bisexuales, personas trans e intersex y, por tanto, suscribo plenamente la Carta de Compromisos por la Igualdad y la No Discriminación”, dijo Araya.


Mientras tanto, Alvarado aprovechó la petición del FDI para solicitar “acompañamiento” que garantice que no exista ningún tipo de discriminación en los mensajes de campaña que emita al PAC, además de comprometerse con la misiva y la aprobación de las reformas legales necesarias en el Congreso.


Mención especial merece Vamos, partido provincial por San José, que escogió el fin de semana anterior a cuatro representantes del colectivo LGTBI en los primeros cinco puestos de los candidatos a diputados, incluyendo a Dayana Hernández, una chica transgénero.


El surgimiento de Vamos responde a las promesas sin cumplir de los partidos tradicionales que no han querido promover un cambio en cuanto a los derechos de las personas LGTBI.


“Hemos sido silenciadas, discriminadas y expulsadas de la democracia, por gente a la que no le interesan nuestros derechos. Vamos es la voz de quienes vivimos en nuestro propio cuerpo, en nuestra propia piel, el sufrimiento y la exclusión”, agregó Hernández

El compromiso político que circuló el FDI se mandó a los candidatos presidenciales antes de abril, cuando ninguno de los partidos había nombrado a su ficha para las elecciones nacionales.

Sin embargo, a menos de 160 días de los comicios, ni Antonio Álvarez de Liberación Nacional, Juan Diego Castro del PIN, Otto Guevara del Movimiento Libertario o Rodolfo Piza del PUSC, han respondido al colectivo diverso.

Bajo esa premisa, LA REPÚBLICA les reiteró el documento a los aspirantes presidenciales que no lo firmaron y al cierre de edición, únicamente Castro y Álvarez  respondieron a las preguntas de este diario.

“Todas las personas tienen los mismos derechos humanos, y el Estado debe garantizar la protección de los mismos, especialmente para aquellos grupos más vulnerables de la sociedad. Apoyo la unión civil de las personas del mismo sexo, pero no todo lo que el documento propone. Mi lucha ha sido y será por la igualdad de derechos humanos”, agregó el candidato del  PLN.

En ocasiones anteriores, Guevara y Piza han manifestado su oposición al matrimonio igualitario, mientras que Castro indicó que apoyaba prácticamente todo el documento.

“Estoy de acuerdo en un 95% con el documento, solo hay un par de aspectos de forma que le cambiaría. Existen mecanismos legales para darle a la comunidad LGTBI los derechos que tanto ha exigido. El Gobierno de Reconstrucción Nacional acatará los criterios que la Corte Norteamericana emita acerca de los derechos de esa población”, aseveró Castro.

Las demandas
El colectivo FDI lanzó un compromiso público a los candidatos presidenciales para que se comprometan con los derechos de la población LGTBI. Estas son algunas de sus demandas

-Respeto a la orientación sexual e identidad

-Eliminación de comentarios o propuestas con contenido discriminatorio por motivos de orientación sexual e identidad y expresión de género, condición de VIH o cualquier razón contraria a la dignidad humana

-Apoyo al matrimonio igualitario y las uniones de hecho

-Reconocimiento a la identidad y expresión de género

-Impulso a una ley para penalizar los crímenes de odio

-Establecer mecanismos mediante los cuales, tanto activistas como organizaciones de la sociedad civil, puedan participar en el análisis y creación de políticas públicas
Fuente FDI
 

Ver comentarios