Enviar
Martes 16 Septiembre, 2008

Biocombustibles por el país


Coincidimos plenamente con lo que señala el Editorial de LA REPUBLICA del viernes 22 de setiembre, ”La demora es ya inadmisible”, refiriéndose a la importancia del desarrollo de los biocombustibles.
A partir de noviembre se venderá la gasolina adicionada en bajos porcentajes, hasta un 7%, con etanol, que es un biocombustible que se logra del alcohol anhidro derivado de la caña de azúcar, para sustituir el MTVE con el que actualmente se oxigeniza la combustión, siendo esta una mezcla que no modificará las características de la gasolina.
Y a partir de febrero el diésel será también adicionado con un 2% de FAME, otro biocombustible derivado de la palma aceitera, igualmente sin cambiar las características de este combustible.
La compra de los biocombustibles la realizará RECOPE mediante licitaciones, siempre que el precio de estos sea menor que el de los hidrocarburos.
Para lograr los biocombustibles, el Gobierno considera una diversa canasta agrícola sostenible en el tiempo, que va desde el aprovechamiento inmediato de los excedentes de caña de azúcar y aceite de palma, hasta el desarrollo por incentivos de la siembra de otros cultivos como la yuca amarga, sorgo, higuerilla, tempate, y la jatrofa, cuya producción no competirá con la de alimentos, siendo esta una resolución firme y definitiva del gobierno. Más bien reactivará nuevas zonas agrícolas, pues su siembra es posible donde no se pueden desarrollar otros productos agrícolas, resultando así de gran beneficio para una gran cantidad de localidades y agricultores actualmente con serias limitaciones de mejora económica y social.
Diversas organizaciones campesinas y empresas están desarrollando programas de biocombustibles, con las que desde 2001 se vienen realizando distintas actividades de capacitación, intensificándose estas en los últimos dos años. Ya están produciendo etanol la Liga Agrícola Industrial de la Caña de Azúcar (LAICA, que aumentó la capacidad de su planta deshidratadora en un 40% en mayo pasado), la Central Azucarera del Tempisque (CATSA), el Ingenio Taboga, y COOPEDOTA, que iniciará la producción a partir de enero de 2009. Y están produciendo biodiésel las empresas Energías Renovables, Energías Biodegradables, QUIVEL, Compañía Coto 54 y Diesello Verde.
Adicionalmente han manifestado interés en producir aceite de tempate e higuerilla para la obtención de biodiésel, las organizaciones de agricultores COOPEDOTA, COOPEAGRI, COOPEPURISCAL, Feria del Productor Generaleño, Centro Agrícola de Pérez Zeledón, Federación de Centros Agrícolas Cantonales del Pacífico Sur, Federación de Asociaciones de Productores de la Región Brunca y la Alianza Campesina del Caribe, así como asentamientos campesinos del IDA. Y en igual sentido las empresas Eco – Combustibles, S.A., Biocombustibles Ambientales JACOR S.A., Atlantis Energy y Biocombustibles de Costa Rica S.A. (BIDA).
Confiamos que una vez que se desarrolle el mercado, estas y otras organizaciones y empresas cosecharán mayores cantidades de los diversos agroenergéticos con los que el país logrará disminuir su dependencia petrolera y a la vez desarrollar nuevas zonas agrícolas, favoreciendo el ambiente y los motores de los vehículos, pues los biocombustibles son menos contaminantes y los motores alcanzarán mejores rendimientos a través de una combustión y un mejor desempeño por eficiencia del motor, lo que redundará en menos cambios de filtros, aceites y bujías.

Roberto Dobles Mora
Ministro del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones