Enviar

Bien por dentro y por fuera

201303110954491.cancer-mama.jpg
Quinientas supervivientes de cáncer de mama recibieron la semana anterior sostenes ortopédicos y prótesis externas, como parte del tratamiento integral de esta enfermedad. La idea es mejorar su calidad de vida; de esa manera, primero las curaron y ahora les mejoran la apariencia.

Se trata de un programa especial y novedoso de la Caja Costarricense de Seguro Social, cuyo costo supera los ¢40 millones y beneficiará a 500 mujeres cada año.

Este tipo de cáncer se está diagnosticando más tempranamente y las cirugías son menos agresivas, lo que significa que hay menos pacientes con mastectomía completa, pero aún es un número importante.

En 2010, 530 pacientes debieron someterse a esa complicada cirugía y el año pasado fueron 492.

Los sostenes ortopédicos son confeccionados en tela de algodón y encajes y están diseñados para dar comodidad, tienen ajustes reforzados y una bolsa especialmente confeccionada en la copa para colocar la prótesis.

“Es muy importante el beneficio anímico y físico que dan estos insumos, pues permiten a la mujer llevar la vida familiar y laboral sin la ansiedad relacionada al presentarse con una imagen pública inusual”, dijo Mary Aztúa, coordinadora del programa.

Además, la prótesis equilibrará el peso entre ambas mamas para favorecer la postura y prevenir afecciones en la columna vertebral.

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres. Durante 2011 se detectaron 1.206 casos nuevos, de los cuales 262 mujeres murieron, según el Registro Nacional de Tumores del Ministerio de Salud.

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios