Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



GLOBAL


Bankia pide rescate a Estado español

Redacción La República [email protected] | Sábado 26 mayo, 2012



Bankia pide rescate a Estado español

El cuarto grupo financiero de España BFA-Bankia pidió el viernes al Estado español una ayuda pública de 19.000 millones de euros, que se sumará a los 4.465 ya inyectados, para completar su saneamiento, en lo que supone el rescate más caro de la historia financiera del país.
La ayuda solicitada forma parte del plan de saneamiento y recapitalización aprobado el viernes en la reunión del consejo de administración del grupo.
En realidad, BFA-Bankia reconoce unas necesidades de provisiones y de capital mayores, de unos 25.000 millones de euros, aunque cifra el impacto "neto" en unos 19.000 millones.
La mayor parte corresponde a la cartera inmobiliaria, con unos 12.745 millones, cifra a la que se suman unos 5.500 millones de euros en saneamientos a los que deberá hacer frente en el resto de la cartera crediticia si empeora la situación financiera.
Adicionalmente, el grupo necesita 6.700 millones de euros para afrontar las minusvalías en activos fiscales y en su cartera de participadas, que han quedado valoradas a precios de mercado.
Este era uno de los puntos de fricción con Deloitte, pues la auditora se quejaba de la elevada valoración que BFA, la matriz del grupo, daba a su filial Bankia, y que en su opinión no se ajustaba a la realidad.
La matriz tenía valorada su participación en la filial en unos 12.000 millones de euros, cuando su valor a precios de mercado es de menos de 1.500 millones. Ahora esta situación queda corregida.
El saneamiento del grupo se hará en dos fases, aunque antes se deberá completar la nacionalización de Banco Financiero y Ahorro (BFA).
Para ello, se deben convertir en acciones los 4.465 millones de euros que el Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), tenía en participaciones preferentes de BFA.
Esta conversión "se llevará a cabo a la mayor brevedad posible", señala un comunicado de prensa difundido por Bankia.
Posteriormente, el Estado suscribirá una ampliación de capital de 19.000 millones de euros en BFA, lo que tendrá lugar el próximo mes de junio a través del organismo público FROB.
Finalmente, BFA procederá a recapitalizar su filial, Bankia, con una inyección de unos 12.000 millones de euros, que hará a través de una ampliación de capital que se espera que esté concluida en octubre.
Según José Ignacio Goirigolzarri, quien relevó a Rodrigo Rato al frente del grupo y que el viernes presidió el consejo de administración, con estas medidas coordinadas con el Gobierno y el Banco de España, "los clientes de Bankia pueden tener la absoluta confianza de que sus ahorros están ahora más seguros y garantizados que nunca".
Bankia informó también de que cerró el año pasado con unas pérdidas de 2.979 millones de euros, lejos de los 309 millones de beneficio que anunció en febrero pasado, cuando la entidad no había sido aun nacionalizada ni sus cuentas habían sido auditadas.
La entidad anunció asimismo la reformulación de sus cuentas, así como de la renuncia masiva de dieciséis consejeros, procedentes de las cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia.
Entre los que abandonan el consejo está el vicepresidente Francisco Pons Alcoy, que representaba a Bancaja; el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid, Arturo Fernández, que procedía de Caja Madrid, y los representantes de partidos políticos, como Jose Antonio Moral Santin, de Izquierda Unida, y el ex ministro Virgilio Zapatero, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).
Tras el saneamiento y recapitalización, el ratio de capital principal del Grupo BFA se estima que se situará en el 9,8% (el 9,6% en el caso de Bankia), por encima de lo que exige la normativa española y la de la Unión Europea.

Madrid/ EFE