Enviar
La Asamblea Legislativa enviará la última ley de implementación del Cafta a consulta ante la Sala IV
Azucareros seguirán en vilo
• Pérdidas de la Liga de la Caña se contabilizan por ¢1.900 millones

Carlos J. Mora
[email protected]

El sector azucarero seguirá perdiendo la cuota de casi 12 mil toneladas de azúcar libres de aranceles que le concedía el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta), y con ello podrían aumentar sus pérdidas económicas que hoy se contabilizan por más de ¢1.900 millones.
La aprobación de la última ley de implementación del convenio comercial, el pasado martes por la noche, fue solo el primer escollo que debió superar el proyecto, pues esta misma semana empezará su vía crucis de un mes por la Sala Constitucional. El proyecto también ahonda sobre reformas a la Ley de Propiedad Intelectual.
Las bancadas de oposición insisten en que el proyecto “va más allá de lo aprobado en el referéndum del 7 de octubre de 2007” cuando se ratificó el convenio comercial, por lo que lo enviarán a consulta ante los magistrados.
De este modo, el segundo debate de la iniciativa no se podría concretar esta tarde, sino dentro de un mes hábil, que es el tiempo que aproximadamente tarda la Sala en emitir su resolución.
“Se logró superar este primer paso, sin embargo la consulta ante la Sala IV nos deja en el mismo escenario: clientes descontentos por no tener el producto y pérdidas sustanciosas para todo el sector”, comentó Edgar Herrera, director ejecutivo de la Liga de la Caña.
Las reformas vienen a fortalecer las sanciones vigentes en materia de propiedad intelectual y a clarificar los conceptos sobre fonograma e interpretación de obras musicales.
La oposición considera que las nuevas enmiendas afectarían a varios sectores productivos y económicos del país y aduce que existe un error de conexidad que podría resultar inconstitucional, ya que el título del proyecto indica la reforma de un artículo en cada una de tres leyes diferentes y no a solo dos de ellas, como quedó dictaminado en la Comisión de Asuntos Agropecuarios.
Esta ley tenía que estar aprobada el 31 de diciembre de 2009, sin embargo, los legisladores se fueron al receso de fin de año y luego los absorbió la campaña política; no fue hasta mediados de febrero que regresaron a sesiones.

El atraso generó que el Gobierno de Estados Unidos suspendiera la cuota de casi 12 mil toneladas libre de aranceles que le concedía el Cafta al sector azucarero nacional.
Si se parte del hecho de que la
Sala IV no encuentre ningún vicio en la legislación, ahí no acabaría el meollo del asunto, todavía faltará más de un mes para que los azucareros recuperen las cuotas de acceso.
El plan regresará al Congreso para su segundo debate, posteriormente se daría la sanción de quien ejerza en ese momento la Presidencia de la República, posiblemente Laura Chinchilla y luego deberá ser publicado en La Gaceta para que entre en vigencia.
Una vez resuelta la tramitación nacional, el Gobierno tendrá que notificar a la Oficina del Representante Especial del Comercio de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés) las reformas hechas.

Ver comentarios