Enviar
ASI LOS VIMOS
GAPARI

SAPRISSA

Bolívar: se jugó un partidazo; paró metralla de la buena y por ratos pareció que la Liga jugaba de tiro al blanco.
Smith: lástima que no siguió con sus arremetidas ofensivas del inicio; en una obligó a Pemberton a paradón en el primer palo.
Robinson: gusta de desconcentrarse, un lujo letal en su posición; no se vio fino ni solvente en la marca a Alpízar.
Duarte: eso de jugar y no jugar no ayuda a un defensor central a consolidarse y con Badilla abierto, fue “más pior”.
Badilla: lo abrieron al carril y con esa variante, Saprissa perdió a un central y nunca halló a un defensa izquierdo.
Sequeira: los desórdenes en la retaguardia no le ayudaron; no se pudo acomodar a su juego habitual, un rato líbero, otro contención.
Tejeda: si bien es cierto que opacó a Calvo durante 70 minutos, tampoco cooperó en asociaciones ofensivas.
Russell: fue protagonista; hilvanó buenos ataques y estuvo muy cerca del gol; Pemberton se los negó y también el poste y la brújula.
Cordero: otro que cayó en las garras de Patrick; le paró todo, le ganó a Sancho el primer tiempo y perdió el segundo.
Centeno: de pronto se convirtió en artillero, ofreció un concierto de remates y remates dignos de Evaristo Coronado. Pemberton le dijo, no y no.
Arrieta: lento, descontrolado y sin chispa, dejó escapar valiosas ocasiones en la nariz del portero.
Escoe: su entrada al carril izquierdo tuvo funestas consecuencias.
Castro: lo mandaron a la guerra, sin ton, ni son.
Alemán: hace rato que no es la variante mágica.

ALAJUELENSE

Pemberton: figura; otro que se jugó enorme partido; le mandaron bólidos para todos los gustos y nada entró.
Salvatierra: se dedicó a cuidar su parcela con pocas alegrías ofensivas; ya sabía que Jairo se recuesta en su sector.
González: ida y vuelta; sacó agua del bote y cargó de agua el bote defensivo morado.
Soto: muy aplomado, aunque Saprissa supo entrar por su zona. Cumplió y punto.
Meneses: le costó frenar a Jordan, agarró a Saprissa dormido y lo despertó con el 1-0, inicio de la debacle morada.
Valle: tuvo un repunte en el segundo tiempo que resultó clave; inició con chispa la acción del 1-0.
Guzmán: metió cuerpo y pierna más de la cuenta e infundió respeto; tácticamente fue un jugador clave para el Machillo.
Sancho: se encargó de supervisar a Cordero; Bolívar le sacó un gol hecho.
Calvo: maniatado por Tejeda, al final terminó bombardeando a Víctor.
Gabas: todavía no amarra su forma pero le alcanza para ciertas travesuras.
Alpízar: jugó de forma muy inteligente; obligó a Bolívar a grandes paradas y abrió espacios para sus compañeros.
Ledezma: supo seguir la acción, luego que Bolívar lo achicó y de rebote se encontró el segundo.
Alonso: cambio para el aplauso.


Ver comentarios