Enviar
ASI LOS VIMOS
GAPARI

ALAJUELENSE

Pemberton: cuando Saprissa apretaba y el Morera Soto era un convento lució seguro; había errado en las acciones de los goles morados.
Salvatierra: terminó en cuidados intensivos como figura decorativa, agregándole drama al epílogo; se lo “comió” Josué en el segundo gol morado.
González: se dedicó más que todo a despejar y despejar, sacando agua de un bote que presentaba varios orificios.
Acosta: solo jugó siete minutos, cayó en una jugada apretada y se dislocó un hombro.
López: punto altísimo de la retaguardia; de los pocos que mantuvo la serenidad; gestó de largo la acción del 1-0 cuando paró en seco a Alonso, dio a Oviedo y este catapultó a Alpízar.
Meneses: su misión era recuperar y de inmediato lanzar a McDonald con pases largos; cumplió la misión con creces.
Guzmán: muy buen partido en lo táctico; sirvió y cumplió en tres posiciones e incluso estuvo cerca del gol; fue una de las piezas que salvó a Ramírez.
Valle: la mejor figura del partido; nunca entregó la parcela, casi anota en remate de billar; dio el pase de gol a Argenis y terminó fresco, regalo de juventud.
Sarvas: le hizo buena marca a Centeno; ya se conocen y se respetan; nos dio la impresión, mirando otras jugadas, que su expulsión fue para compensar la de Mora.
McDonald: en duelo interminable, caliente y ardiente con Badilla; es un dilema pararlo porque es impredecible y dificilísimo de maniatar.
Alpízar: “El Matador” mató en un momento que pareció clave con un golazo, pero luego se le cebaron los tiros y perdió la brújula.
Oviedo: una medida táctica emergente lo sacó del campo después de un buen relevo que incluyó el pase para el gol de Alpízar.
Sequeira: cuando la parte física limitó a varios de sus compañeros se multiplicó para tapar espacios.
Fernández: Argenis fue un rompecabezas para la zaga morada; la rompió tres veces y finalmente la hizo añicos.

SAPRISSA

Grant: lo sentimos algo nervioso e indeciso antes del gol de Alpízar; luego se reafirmó.
Alonso: empezó de carrilero derecho y terminó de delantero; fue una variante de Guimaraes que le dio dividendos.
Mena: Alpízar se lo tragó en el 1-0, igual que Martínez a Salvatierra.
Sequeira: la mejor figura de la visita; fue protagonista y estelar en los tres sectores de la cancha.
Badilla: siempre caliente, es un fósforo que se enciende al menor roce; dio y le dieron, tal como lo prometió antes del clásico.
Mora: empezó por la izquierda; siguió por la derecha; puso un gol y terminó en las regaderas. Drástica su expulsión.
Tejeda: se vio lógico que si la Liga anotaba, sería sacrificado tácticamente. Enorme temporada.
Ortiz: metió un gol de “crack”; la forma cómo midió su remate es de estrella; Valle no le dio mucho espacio.
Centeno: perdió una bola que resultó determinante, pero es algo casual; “Paté” fue figura distribuyendo y con su voz, ordenando.
Ruiz: le quedó una bola riquísima para perforar, no la pegó; el clásico no le quedó grande y trató siempre de hacer su juego.
Martínez: con la complicidad de Salvatierra y Pemberton, metió un gol finalmente hermoso; remató débil un gran chance y López le quitó otro.
Alemán: no pudo encarrilar ninguna ofensiva.
Russell: metió al Saprissa en ataque.
Scott: entró a abrir espacios y en eso la Liga anotó.
Ver comentarios