Enviar

Apple se fue para las nubes

El servicio iCloud sincronizará canciones, libros y otros contenidos digitales en la Web

La nueva meca del mundo informático está en las nubes. Desde que explotó la banda ancha, desde que la información fluye a toneladas por la Web, las grandes empresas tecnológicas buscan que nuestros equipos sean lo más simples posibles, pero capaces de aprovechar al máximo la capacidad instalada en la red. Y que tengan la capacidad de sincronizar la información en forma automática.
Uno de los que más apostaron en esta dirección es Google. Hace años que viene proponiendo que la gente use programas y almacene su información directamente en la Web. Y fue aún más lejos: el 11 de mayo presentó la Chromebook, una computadora bien simple que no trae disco rígido, especialmente pensada para conectarse a programas e información en Internet.
Microsoft también tiene su estrategia en la nube. Se le conoce como Windows Azure y consiste en una serie de programas y espacio virtual con los que busca competirle a Google en ese terreno, pero sin descuidar su “gallina de los huevos de oro” que son el Windows y el Office. Un delicado equilibrio.
Faltaba Apple, que acaba de presentar su propia nube, a la que llamó “iCloud”. A diferencia del resto, y bien al estilo Apple, el nuevo servicio —que empezará a funcionar en el último trimestre del año— estará centrado en el software iTunes y tendrá al consumo de música entre sus principales atractivos.
Cualquiera que tenga un iPad, iPhone, iPod Touch, computadoras Mac, o PC cargadas con la versión 10.3 del iTunes podrá abrir su propia cuenta iCloud. Dispondrá automáticamente de 5GB gratis para usar desde la Web: allí podrán guardar desde aplicaciones hasta todo tipo de archivos (canciones, libros, entre otros).
El gran atractivo del iCloud es que todo ese contenido se sincronizará en forma automática. Y se podrán usar hasta diez dispositivos distintos por cada cuenta. De esta forma, Apple terminará con uno de los principales inconvenientes que presenta su actual sistema, que es la dificultad para sincronizar el contenido digital entre los distintos equipos a través del software iTunes.
Para diferenciarse de sus competidores, Apple puso el foco en la música, el fuerte de la empresa de la manzana tras el éxito del iPod. Y la diferencia está en que ofrecerá la posibilidad de sincronizar —en forma rápida y eficiente— todo el contenido de música que uno tenga en su casa (por ejemplo, todos los CD que fue comprando en su vida) con solo pagar 25 dólares anuales.
El proceso se hará muy rápido, porque no obliga al usuario a “subir” las canciones a la Web, sino que el proceso se hace a través de un sistema que “escanea” las canciones que uno tiene y entonces ofrece las claves para usar esas canciones directamente desde la tienda del iTunes. Claro, siempre que esté disponible, aunque esto es muy probable, ya que Apple tiene un acuerdo con las grandes discográficas como Universal Music, EMI, Sony Music Entertainment y Warner Music.
Todas estas canciones, más las que uno vaya comprando en iTunes, no ocuparán espacio dentro de los 5GB libres del que se dispone en iCloud.
Ver comentarios