Enviar
Clientes se inclinarían por portafolios compuestos por pólizas de distintas aseguradoras
Apertura de seguros pone en jaque a comercializadoras
Comercializadoras actuales buscarían nuevos aliados tras vencer contrato con el INS en 2012

La apertura del mercado de seguros tras 84 años de monopolio marca el ingreso de nuevas empresas y da vida a la figura de la correduría de pólizas.
Este nuevo intermediario pone en jaque a las 72 agencias comercializadoras exclusivas que, tradicionalmente, han operado con el Instituto Nacional de Seguros (INS).
Esto debido a que las corredoras cuentan con la posibilidad de ofertar masivamente pólizas de distintas empresas aseguradoras, un punto a favor de la competencia de precios de la cual los consumidores se podrían beneficiar.
Asimismo, los asegurados podrían encontrar en la variedad del portafolio productos que se adapten a las necesidades de cada quien.
Ante este panorama hay quienes cuestionan la prevalencia de las agencias de seguros exclusivas, ante la apertura del monopolio.
“Es muy probable que el asegurador va a escoger a aquel intermediario que tenga todo un portafolio de productos. Desde esta perspectiva es muy difícil que prevalezca la figura de agente exclusivo, si usted analiza cualquier mercado de seguros del mundo, se da cuenta de que la figura que predomina es la de corredor”, argumentó Jorge Salas, presidente de la Cámara Nacional de Empresas Comercializadoras de Seguros.
Pero aunque pareciera que en el largo plazo predominaría la figura de la correduría, la de agencia comercializadora también estaría presente, pero con un cambio de línea operativa.
Se prevé que esta figura deje de ser exclusiva para convertirse en vinculante, con lo que podrá comercializar pólizas de diferentes aseguradoras, pero sin competir en categorías de seguros.
Por ejemplo, un agente de seguros podrá vender pólizas de vida de Seguros del Magisterio, productos para automóviles de Grupo Mundial y pólizas contra incendios del INS. “Lo que se va a ver es que el agente exclusivo se irá acabando. Habrá agentes que trabajen con varias compañías dependiendo de como se siente el agente en los distintos negocios”, señaló Roberto Dulzaides, consultor internacional en seguros.
Sin embargo, para llevar a esta nueva figura comercializadora del papel a la práctica habrá que esperar algunos meses.
Por un lado, para que el mercado cuente con la oferta óptima para segmentar tipos de seguros según proveedores, y por otro lado considerando que todas las agencias exclusivas poseen un contrato con el INS que vencerá en 2012.
Es decir, si desean cambiar la línea del negocio tendrán que esperar ese plazo pues la legislación en materia de seguros que está por aprobarse no permite que una persona posea vínculos con dos comercializadoras al mismo tiempo, dijo Salas.
Ello ya sea con presencia en una agencia exclusiva, vinculante, una corredora o bien, una aseguradora.
Una excepción a la regla en ese sentido fue el Banco de Costa Rica, al convertirse en la primera agencia que optó por cambiarse a corredora sin mayor dificultad gracias a que la ley de apertura del mercado otorgó a los bancos un plazo de seis meses para que evaluaran cuál de los papeles deseaban asumir, ante la entrada de los nuevos competidores.
“La figura de corredor de seguros fue seleccionada porque posee independencia y garantiza al cliente el acceso a todos los productos existentes en el mercado”, aseveró Jorge Monge, gerente de BCR Corredora de Seguros, al momento la única registrada bajo esta figura.
Por su parte, el Banco Nacional está en trámites ante la Superintendencia de Seguros para cambiarse a corredora de seguros, mientras que Popular Seguros se dedica a vender únicamente pólizas del INS.
Al Popular se suman Scotiabank, Bac-Credomatic, Bancrédito y HSBC como agencias.

Natasha Cambronero y Erick Díaz
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios