Alertan sobre necesidad de incluir análisis de Zika en donaciones de sangre
Enviar

El virus del Zika puede transmitirse por vía sexual  y por sangre contaminada, confirmó Eugenia Corrales, doctora investigadora del Centro de Investigación en Enfermedades Tropicales (CIET) de la Universidad de Costa Rica y especialista en virus humanos.

Por ese motivo, alertó sobre la necesidad de considerarlo a la hora de analizar las donaciones de sangre para que se incluyan estos virus en el protocolo, tal como se hace con la hepatitis B y C y el VIH.

“Si tomamos en cuenta que el 80% de las infecciones de dengue y de Zika pueden pasar asintomáticas, esto hay que considerarlo en casos de donaciones de sangre, porque puede ser una vía de contagio”, dijo.



Hasta ahora, no existen pruebas rápidas para detectar el nuevo virus, sino que se debe recurrir a técnicas moleculares que encarecen y hacen más lento el diagnóstico, además de que solo es posible detectar el virus en la sangre, si se toma la muestra en los primeros cinco o seis días de la enfermedad.

Tanto el Dengue, la Chikungunya y el Zika carecen de productos antivirales en el mercado.

Podría avanzarse en el desarrollo de una vacuna si se toma como plataforma base la de la Fiebre Amarilla. Sin embargo, sería a largo plazo porque para toda vacuna se requiere de un mínimo de diez años de estudios.

Lo ideal para combatir, en el país, tanto el Zika, como la Chikungunya y el Dengue es enfocarse en acciones preventivas y en la eliminación de criaderos del mosquito Aedes aegypti  y el Aedes albopictus y todos los demás mosquitos de la familia del Aedes que son selváticos, vectores de esas enfermedades.

Los virus del dengue, el Chikungunya y el Zika producen enfermedades similares, con algunos síntomas comunes, como son fiebre, sarpullido, dolor de cabeza, dolor muscular, cansancio y dolor articular.

El dengue es el más peligroso porque puede provocar la muerte con sus manifestaciones clínicas graves: complicaciones  hemorrágicas y estado de shock; mientras el Chikungunya es la enfermedad que genera la fiebre más alta y repentina y un dolor articular fuerte en manos, pies y rodillas.

El Zika por su parte, presenta síntomas leves: conjuntivitis, defectos congénitos, como es la microcefalia en hijos de mujeres infectadas durante el embarazo.

También se le responsabiliza del desarrollo de un trastorno neurodegenerativo, que genera parálisis motora en personas sanas, como es el Guillain-Barré.


Ver comentarios