Enviar
Sector pretende disminuir dependencia de nichos tradicionales
Agroindustria explorará nuevos mercados para evadir crisis

• Ganado reanudará viajes a México la próxima semana
• Piñeros negociarán con supermercados europeos para evitar el pago a intermediarios

Ernesto José Villalobos
[email protected]

Portugal, Polonia y Venezuela podrían convertirse en destino para una agroindustria costarricense preocupada por la crisis mundial.
Representantes de los ganaderos y los piñeros nacionales saldrán en procura de colocar sus bienes en economías con crecimiento sostenido, y que puedan sustituir recortes en la demanda de los mercados tradicionales.
Para ambos sectores, Estados Unidos es actualmente el principal destino de sus productos, lo cual es visto con recelo por empresarios y autoridades locales debido a la contracción económica que se vive en esa nación.
Para lograr sus cometidos, no solo se tratará de concretar nuevos embarques, sino que tienen previsto cerrar negociaciones que eliminen la intermediación que se lleva a cabo con sus bienes.
Cerca de $2 que actualmente se quedan en manos de intermediarios por la venta de cada caja de piña costarricense, podrían pasar a ser parte de las ganancias de este sector productivo si logran concretar las negociaciones directas con los distribuidores.
En el caso de los piñeros, una representación asistirá a la Feria Mundial de Productos Orgánicos Biofach, la cual se llevará a cabo en Alemania, entre el 17 y el 22 de febrero.
“Para encarar la crisis que ya está golpeando a los mercados que habitualmente consumen nuestros productos y evitar la intermediación, nos lanzamos en busca de negociar directamente con los supermercados… En Alemania vamos a firmar un contrato que nos convertirá en proveedores directos de la cadena más grande de supermercados de Europa”, indicó Jorge Sánchez, director ejecutivo del Programa de Desarrollo Industrial de la Zona Norte (Proagroin),
Esta entidad agrupa a más de 300 productores nacionales que generan piña convencional, orgánica, concentrados de cítricos, raíces y tubérculos.
Las ventas a través de distribuidores reducen en al menos un 14% el precio que se paga a los productores por su cosecha.
“Muchas veces el proceso de intermediación termina afectando incluso la calidad por cuestiones de acarreo, trasiego o manipulación de la fruta, y eso se traduce en facturas que el cliente final no quiere pagar”, agregó Sánchez.
Entre tanto, la proyección del sector ganadero es fortalecer su presencia en los nichos que ya han estado recibiendo su carne, así como buscar nuevos.
Alrededor de 2.500 vacas que hoy pastan en potreros de zonas como Sarapiquí y Bagaces, serán embarcadas hacia México y Venezuela a partir de la próxima semana.
Aunado a ello, esta mañana una delegación de ganaderos viajará a Venezuela para reunirse con empresarios que han externado su interés en recibir ganado y carne nacional.
“La idea es que antes de medio año podamos exportar a Venezuela; el potencial que tiene ese mercado es enorme y podría servir como alternativa ante lo que se prevé sea una contracción de la demanda de carne que habrá en Estados Unidos”, argumentó Eric
k Quirós, director ejecutivo de la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga).
La alternativa de enviar esta producción hacia ese país suramericano se había valorado meses atrás, como parte del programa de pago de petróleo con productos de nuestra oferta exportable, que forma parte de Petrocaribe.
Las exportaciones incluirían tanto productos terminados y subproductos como reses en pie. Los enviados nacionales revisarán con sus homólogos venezolanos el perfil de los animales que demandarían sus consumidores en Venezuela.
“Actualmente el 50% de nuestra exportaciones es absorbido por el mercado estadounidense y sabemos que eso se va a contraer. Tanto México como Venezuela podrían demandar entre 2.200 y 2.500 animales por embarque, cosa que vendría muy bien en caso de reducirse las exportaciones tradicionales”, adujo Quirós.

Ver comentarios