Logo La República

Martes, 4 de agosto de 2020



NOTA DE TANO


Adiós al amor por los colores

Gaetano Pandolfo [email protected] | Martes 14 julio, 2020

Un jugador de tez negra sonríe mientras señala una camisa amarilla

Le cedemos este espacio al joven colega, Esteban Aronne Sparisci, quien escribe el siguiente comentario.

“Cuando en 1988 el futbol nacional se vio estremecido por un verdadero terremoto, al confirmarse el traspaso de Juan Cayasso del Alajuelense al Saprissa, precisamente fue porque se trataba de una excepción.

¡Cimbraron los cimientos del Morera Soto y del Ricardo Saprissa! Traidor y malagradecido fueron los epítetos menos agresivos en contra del talentoso volante oriundo de Limón. Eran épocas en las que quizá los jugadores no besaban el escudo para tanta cámara o flash, pero por dentro y con acciones concretas en la cancha destilaban amor por los colores.

Benjamín Mayorga dejaba sangre en cada barrida, Mauricio Montero comenzaba a generar un genuino sentimiento de pertenencia en los parciales rojinegros.

No era un apego exclusivo a colores morados y rojinegros. No. Sin los discursos incendiarios del Jafet actual los heredianos recuerdan a German Chavarría casi como un talismán que conquistó seis títulos con el Club Sport Herediano antes de la prolongada sequía posterior a 1993.

Quedaron para el recuerdo los tiempos de Luis Diego Arnáez, Randall “Chiqui” Brenes o Erick Lonnis, quien se comía todo tipo de broncas por su Saprissa.

Lea más: Tano es fanático de la Liga: qué aburrido

El amor por los colores va quedando de lado cada vez más y más. Como liguista que soy; y bien crítico de la realidad manuda, me golpeó la salida de Jonathan McDonald. Claro que la relación estaba desgastada, claro que había “tortas” a granel en momentos decisivos del histórico artillero, pero si debía barrerse en piedras para evitar un gol lo hacía y es de esos que cuando besaba el escudo se sabe que no era una pose fingida.

Lea más: Grupos del nuevo formato nos lucen desbalanceados

Hoy, es normal ver a jugadores saltando como liebres de aquí para allá. Esteban Alvarado ya formó parte de los tres más grandes hablando de “amor” y de novias en cada uno. Ver a Leonel Moreira celebrando un gol de la Liga es tan falso como una sonrisa del Ministro de Salud, Daniel Salas, al mediodía.

Más atrás, los registros ilustran que Víctor “Mambo” Núñez, quien se declara florense, jugó con Saprissa, Alajuela, Cartaginés, Herediano, Santos y Liberia.

Quienes vemos reflejada nuestra pasión por el balompié en Daniele de Rossi, Carles Puyol, Paolo Maldini o Steven Gerrard, quienes sufrían de solo imaginarse con una camisa de otro color, creo que deberemos conformarnos con videos de YouTube”.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES








© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.