Enviar
A quemar el último cartucho
La Selección Nacional tuvo su primera práctica en suelo uruguayo y hoy reconoce el Centenario

Dinia Vargas
[email protected]

Con el lema “la esperanza es lo último que se pierde”, la Selección Nacional inició ayer sus prácticas con miras al partido de mañana contra Uruguay y en el que está obligada a buscar desde el primer minuto un gol que le devuelva la vida.
En horas de la mañana la tricolor realizó ayer un trabajo de estiramiento en el gimnasio y piscina del hotel Sheraton, donde se encuentra alojada.
Y a las 8 p.m. hora de Uruguay (4 p.m. hora de CR) se trasladó al estadio Luis Franzini para realizar su primer entrenamiento oficial en suelo charrúa.
En esta práctica el técnico Rene Simoes efectuó trabajos para afinar la parte táctica y preparar su once titular para el juego de mañana, donde se quemará el último cartucho con miras a Sudáfrica.
Otra tarea del seleccionado nacional fue probar las diferentes variantes para sustituir las bajas de Randall Azofeifa (por expulsión) y Gilberto Martínez (por lesión) del once titular del partido del sábado pasado, en el cual los ticos perdieron 1-0.
Como sustituto de “Tuma” sobresale el mismo Michael Umaña, que se encargó de entrar de cambio cuando al minuto 20 salió lesionado Martínez. Otra posibilidad para el estratega es Cristian Montero, aunque parece un poco difícil, porque el defensa herediano viene saliendo de una molestia en el muslo derecho.
El otro cambio será en medio del campo nacional, donde resalta la figura de Michael Barrantes para encargarse de cortar el juego de los charrúas. La otra opción en ese puesto es el caso de Douglas Sequeira para aprovechar su altura.
Así como los jugadores nacionales no dan nada por perdido, como lo aseguró Simoes, “si Uruguay ganó en Maracaná, nosotros podemos hacerlo en el Centenario”. Los uruguayos tampoco dan por un hecho que el boleto a Sudáfrica ya les pertenece.
“Hay que disfrutar de este momento, pero jamás hemos pensado que ya estamos adentro, por algo son dos partidos, sí tenemos una ventaja, pero todo se define acá, en Uruguay”, dijo el joven Nicolás Lodeiro.
Mientras, los uruguayos entrenaron ayer a puertas cerradas en el Complejo Celeste y la prensa local ya maneja la posible alineación que podría presentar el técnico Oscar Washington Tabárez, para el juego de mañana que está pactado para las 5 p.m. hora tica.
El sistema sería el mismo que utilizó en el Ricardo Saprissa (3-5-2), pero aparecerían algunos cambios en la titular al recuperar a tres de sus figuras luego de cumplir una sanción.
Se espera el ingreso de Andrés Scotti por Mauricio Victorino en la defensa, mientras que en el mediocampo, Maximiliano Pereira llegaría al carril derecho en lugar de Alvaro González y Diego Pérez sustituiría a Alvaro Fernández, quien en el juego anterior se dio gusto dando “patadas” a Ruiz y a Centeno.
Quienes sí se mantendrían serían el portero Fernando Muslera; Diego Lugano, Diego Godín, Sebastian Eguren, Nicolás Lodeiro, Luis Suárez y Diego Forlán.
Para hoy la tricolor hará el reconocimiento de la cancha del Centenario y aunque el panorama no es el mejor, ni el que se hubiera deseado para afrontar el encuentro, lo cierto es que hay que rematar hacia delante y morir con los “tacos puestos”.

Consulta: www.elpais.com.uy, www.everardoherrera.com


Costa Rica se defiende

Dinia Vargas
[email protected]

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, criticó las condiciones del estadio Ricardo Saprissa y a los dirigentes de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) por no haber brindado facilidades al conjunto charrúa cuando estuvo en el país.
Bauzá dijo, “el estadio no es de la Federación Costarricense de Fútbol, por lo tanto estaban todos los palcos alquilados. Se mantiene en un estado bastante descuidado. Llovía en los vestuarios y las sillas tenían mugre. Costa Rica tiene un problema bastante grande con este estadio. Está en estado calamitoso”.
Además, criticó la falta de seguridad cuando realizaron el reconocimiento, “lo peor fue que cuando fuimos a reconocer el campo de juego no tuvimos las motos para acompañar a delegación. No tuvimos policía y nos movimos por Costa Rica solos”.
Ante estas declaraciones, Joseph Ramírez, secretario general de la Fedefútbol aclaró que se siguieron los protocolos de recibimiento de las delegaciones visita. Asimismo, añadió mediante un comunicado publicado en la página de la Federación que, “a pesar de las constantes llamadas al hotel de concentración de la selección uruguaya nunca hubo respuesta por parte de los visitantes”.
Sobre el estadio, Ramírez se limitó a decir que son conscientes de que no es un estadio de primer mundo, pero que pasa los requerimientos que la FIFA exige.
Ver comentarios