Logo La República

Lunes, 30 de noviembre de 2020



FORO DE LECTORES


A la mesa le faltan patas

Jonathan Prendas [email protected] | Lunes 19 octubre, 2020

prendas

A la mesa de diálogo que ideó el gobierno le faltan patas, por eso es inestable, frágil, incapaz de sostener el peso de los enormes problemas nacionales y de ofrecer –de manera balanceada- las soluciones que le aporten bienestar a los costarricenses.

El instrumento carece de equilibrio porque faltan representantes indiscutibles de la economía costarricense, como las pymes, las cámaras de turismo y de construcción, porque no tiene el soporte de otros actores sociales y políticos que le darían viabilidad a los posibles acuerdos.

La Defensoría de los Habitantes, como responsable de proteger los derechos de los costarricenses y de velar por el buen funcionamiento del sector público, y los diputados, como conocedores de los procesos que convierten las ideas en leyes, deben formar parte activa en ese foro.

Nueva República es un partido que respalda el diálogo como instrumento para acercar y conocer posiciones, para llegar a consensos; está a favor de la conversación franca, transparente, abierta y enfocada en acelerar la toma de decisiones, pero no está de acuerdo con las cortinas de humo que engañan al pueblo.

La propuesta del Ejecutivo, a puerta cerrada, auspicia los acuerdos debajo de la mesa, los secretismos, corresponde además a una estrategia dilatoria cuyo propósito es perder valioso tiempo, jugar con la esperanza de la gente y tratar de mantener a esta administración en su zona de confort, aunque esto tenga un precio enorme.

El país sí necesita diálogo y consenso, pero especialmente sobre la ruta de propuestas concretas que muchos sectores ya hemos analizado, estudiado y dado a conocer. Es posible tomar esas acciones como base y a partir de estas diseñar la urgente ruta de reactivación que Costa Rica requiere.

Por ejemplo, las seis medidas que Nueva República compartió la semana pasada en una carta abierta al presidente, son de aplicación inmediata, no requieren importantes transformaciones legales y tienen un impacto fuerte e inmediato en el PIB; también hay otras ideas de diversos sectores que llevan un gran camino recorrido en el estudio de las soluciones y en cuya discusión el país se ahorraría tiempo, recursos y sufrimientos.

A partir de estas propuestas serias se puede alcanzar la unión que Costa Rica necesita y de paso establecer una cultura nacional de debate y diálogo que las generaciones futuras puedan emplear para encontrar unidad a pesar de las diferencias. Conversar con propósito y con una agenda claramente definida, consensuar con la urgencia que amerita en los tiempos difíciles, construirá ese liderazgo que, como lo dijera Max Weber, se distinguirá por su “pasión, responsabilidad y mesura”.

El poeta Antonio Machado solía decir: “¿Tu verdad?... No, la verdad, ven conmigo a buscarla, la tuya guárdala”. En Costa Rica podemos emprender el camino para encontrar las soluciones, pero ello no se logrará de la manera en que lo plantea el gobierno. Hoy parece que la verdad es que algunos no quieren que nuestro país camine, y eso hay que cambiarlo ya.

Jonathan Prendas

Diputado

Nueva República







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.