Yen tiene mayor caída en un año ante sorpresa de tasa negativa
Enviar

El yen experimentó la mayor declinación en un año y los rendimientos de los bonos japoneses cayeron a niveles récord luego de que el gobernador del banco central, Haruhiko Kuroda, adoptara de forma inesperada tasas de interés negativas.

La moneda cayó contra 16 de sus grandes pares luego de que la junta del BOJ aprobara por cinco votos contra cuatro llevar a menos 0,1% la tasa de interés sobre las cuentas corrientes en el banco central. Kuroda dijo el 21 de enero que el banco central no contemplaba tasas de interés negativa. La sorpresiva decisión del BOJ llevó a Morgan Stanley a suspender su estrategia de negociación de yenes por el momento, según una nota de análisis del banco.

La decisión del Banco de Japón (BOJ, por la sigla en inglés) interrumpió un fortalecimiento del yen que amenazaba con ser el mayor desde que Kuroda entró en funciones en 2013.

“El BOJ logró sorprender al mercado con la tasa negativa, sobre todo porque Kuroda había dicho hace poco que era una opción que descartaba”, dijo Chris Chapman, operador en Londres de Manulife Asset Management. “Es probable que se haya considerado que la medida era una forma más efectiva de debilitar el yen. Mantenemos nuestra posición por debajo del promedio en lo relativo a la moneda japonesa”.

El rendimiento a 10 años de Japón tocó un récord de 0,09%, mientras que los rendimientos a dos y cinco años también alcanzaron bajos niveles récord.

Caen rendimientos

Las tasas negativas harán bajar los costos crediticios y que no excluyen nuevas compras de bonos, dijo Kuroda en una conferencia de prensa. El BOJ mantuvo el objetivo de expansión anual de 80 billones de yenes ($662 mil millones) en la masa monetaria.

Sólo seis de los 42 economistas que consultó Bloomberg habían pronosticado que la junta de Kuroda expandiría el viernes un estímulo que ya era récord sobre el final de su reunión de dos días. Ninguno de ellos pronosticaba la adopción de tasas negativas.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dio indicios la semana pasada de que podría reforzarse el estímulo en la zona euro, diciendo que los funcionarios podrían considerar su postura en marzo. La Reserva Federal mantuvo su meta de tasas de interés sin cambios esta semana en tanto los decidores de las políticas monitorean la economía. Un informe del viernes muestra que el crecimiento económico se redujo en el cuarto trimestre.

Ver comentarios