Yahoo sigue barajando ideas al tiempo que incorpora más asesores
Foto Bloomberg
Enviar

La opción más reciente de Yahoo! para salvarse –vender su participación en Yahoo Japan junto con sus operaciones Web- vuelve a demostrar que la empresa nunca adoleció de escasez de ideas. Lo que le falta es visión.

La compañía que llegó a ser dominante en Internet se ha planteado de todo, desde escindirse de su participación en Alibaba Group Holding hasta revertir la escisión y encontrar un comprador, en medio de las exigencias de cambio expresadas por los accionistas. También recurrió recientemente a un formidable grupo de asesores para que la ayuden a pensar qué hacer.

Ahora, Yahoo analiza unir Yahoo Japan a su negocio principal, según personas con conocimiento del tema que pidieron no ser nombradas dado que la información es privada. Yahoo tiene una participación de 35,5% en Yahoo Japan, y SoftBank Group es propietario de un 43% del sitio Web más rentable de Japón, según datos recopilados por Bloomberg.

“Tendremos conversaciones con Yahoo Japan, con SoftBank y con Alibaba”, dijo Kenneth Goldman, máximo responsable financiero de Yahoo, este jueves en la Conferencia de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Morgan Stanley. Dijo que no tenía más declaraciones para hacer sobre el proceso de venta.

Defensa activista

Yahoo se apoya en tres bancos –Goldman Sachs Group, JPMorgan Chase y PJT Partners - para analizar una venta y un cuarto banco, Evercore Partners, para colaborar en la defensa activista contra Starboard Value LP, según personas al tanto del tema.

El estudio jurídico Cravath Swaine Moore LLP, que también participa, entrevistó y ayudó a seleccionar a los asesores financieros. El grupo está en vías de obtener materiales confidenciales firmados por posibles compradores y tratando de pensar qué quiere vender Yahoo, dijeron las personas.

Las personas dijeron que se contrató a PJT antes que a otras firmas de asesoramiento especializadas que querían intervenir ayudando a la empresa, incluidas Centerview Partners y Qatalyst Partners. Esta plétora de empresas que rodean a la compañía representa a una máxima responsable ejecutiva y un consejo de administración que no saben cómo avanzar y ya descartaron múltiples ideas destinadas a crear valor para los accionistas.

Primero, Yahoo proyectó escindir su participación de aproximadamente 15,5% en la compañía de comercio electrónico china Alibaba y una pequeña unidad comercial, manteniendo unidos el resto de sus activos de Internet y su posición en Yahoo Japan.

Ante las dudas de que la desinversión en Alibaba fuera libre de impuestos, la máxima responsable ejecutiva, Marissa Mayer, cambió de rumbo en diciembre y dijo que Yahoo estaba considerando una escisión inversa (“reverse spin”). En una teleconferencia este mes, Mayer dijo que “el negocio operativo y las tenencias de valores de Yahoo Japan se separarán en una nueva entidad operativa”.

En el giro más reciente, Yahoo preferiría vender su participación en Yahoo Japan, valorada en unos $8 mil millones, con sus operaciones Web, dijeron las personas al tanto del tema. Mayer considera que existen sinergias operativas entre las dos empresas, y Yahoo Japan todavía utiliza tecnología de Yahoo, dijeron las personas.

No queda claro si hay un comprador para ambas, si bien Yahoo proyecta vender la idea a SoftBank, dijo una de las personas. SoftBank ya se beneficia teniendo la participación y consolida los resultados de Yahoo Japan en sus ganancias, de modo que puede ser más atractiva para otras compañías que quieran exposición a Japón, que cuenta con más de 100 millones de usuarios, dijo la persona.

Yahoo también podría escindir tanto el negocio Web central como Yahoo Japan, algo que todavía se está considerando, dijeron las personas. Y Yahoo analiza una venta de su negocio principal estadounidense propiamente dicho.

Las posibilidades no terminan ahí. Mayer, la máxima responsable ejecutiva, podría seguir tratando de reestructurar la compañía, o asociarse con una firma de inversiones para retirarla de bolsa y trabajar en una reactivación sin el control y la presión de accionistas públicos.



Ver comentarios