Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Omán hizo sudar a la Sele

Dinia Vargas [email protected] | Sábado 11 octubre, 2014

Bryan Ruiz mostró su talento en más de una acción, sin embargo también se perdió en otras, en especial, cuando la Sele no pasaba buenos momentos. Mohammed Mahjoub-AFP/La República


Omán hizo sudar a la Sele

La Tricolor ganó 4-3 y terminó pidiendo tiempo luego de estar ganando por tres goles de diferencia

Omán terminó siendo un rival duro de roer para la Selección Nacional, que siempre estuvo al frente en el marcador, pero que vio cómo el 4-1 se le acortó muy rápido y terminó pidiendo tiempo.

Ya había anunciado Paulo César Wanchope su once con antelación, un equipo competitivo y solo con las caras nuevas de Esteban Alvarado y John Jairo Ruiz.
Apenas en el arranque y sin mucho esfuerzo, la Sele ya estaba al frente en el marcador. Un tiro de esquina cobrado por Bryan Ruiz lo ganó Álvaro Saborío, quien se adelantó a la mala salida del arquero Alhabsi Alli, para poner el primer gol del partido.
Sin embargo, el juego no iba hacer un manjar ni nada por el estilo. Rápidamente Omán mostró sus cartas. El marco defendido por Alvarado fue “bombardeado” por todos los costados, tanto que Alhosani Emad y Salh Reed se les ahogó el grito de gol en el poste.
Fueron minutos complicados para la Tricolor, Roy Miller y Oscar Duarte sufrían atrás. Mientras Cristian Gamboa era superado por el rápido y hábil Sanjoor Qasem. El que más seguro se mostraba era Junior Díaz, pero la posibilidad de subir no existía.
El balón se escurría de los pies ticos en un abrir y cerrar de ojos; el mediocampo con Yeltsin Tejeda, Juan Bustos Golobio y Celso Borges era completamente superado.
Buscó la Sele entonces conectar con Ruiz y John Jairo, para salir del sofocón. El joven delantero se vio muy bien como extremo, encaró con desfachatez y generó peligro.
Respiraba la Nacional con un tiro de esquina, pero tomó demasiado aire. Se fueron todos arriba, sin precauciones, y pagaron las consecuencias.
Una salida fulgurante de Qasem, que se quitó otra vez a Gamboa, dio un pase largo a Salh Reed, quien con clase evadió la torpe barrida de Tejeda, el último hombre, y definió a un costado ante Alvarado.
El gol llevó a Omán a bajar un poco las revoluciones. Y Costa Rica tomó el control del balón, pero sin inquietar a Alli.
Hasta que en tiempo de reposición, cuando Bryan sacó su talento, se quitó con clase la defensa rival, y su pase retrasado lo terminó enviando a la red John Jairo.
La Sele se fue al descanso con un premio mayúsculo.
Ya para el complemento no entró Sabo y en su lugar apareció David Ramírez.
La Tricolor salió con ganas de finiquitar el encuentro, tanto que al 50' ya ganaba 4-1.
Primero, un balón muy luchado por Junior Díaz, con penal incluido, lo terminó sellando en anotación Golobio.
Después Ramírez corrió un pase largo, nunca le perdió la fe a pesar de que entre el arquero y el defensor Almukhaini Adbdullsallam parecían tener todo bajo control. Aprovechó la descoordinación entre ambos y metió su botín, con suerte que empujó el esférico rumbo al marco.
Pero la Nacional no pudo manejar con tranquilidad el juego. Cedió a la presión de Omán y estos aprovecharon.
Alasybi Mohammed, al 53', sacó un tiro lejano que pegó en el taco de Duarte y se fue a guardar al ángulo. Después Alhosani Emad llegó a cerrar un pase atrás de Qasem y acercó aún más a su equipo.
La Sele hizo cambios, debutó Myron George y Felicio Brown. También vio acción Johan Venegas, un poco acelerado y que reclamó un penal.
La Nacional ajustó atrás, dejó pasar el tiempo y terminó apretando los dientes con una falta torpe de Alvarado en el minuto 96' muy cerca del área, pero el tiro se fue por encima.
Ganó la Sele, pero tuvo que sudar, y mucho.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR