Granola hecha en casa
Marjorie Alpízar, creadora de Tribu, participó el pasado fin de semana en la feria el Gran Bazar, qué reúne a mujeres emprendedoras. Esteban Monge/La República
Enviar

NUEVAS IDEAS

Granola hecha en casa

El producto es elaborado de manera artesanal por iniciativa de Marjorie Alpízar, sus nueve hijos y su esposo

Luego de 26 años de producir granola para las meriendas de sus hijos, Marjorie Alpízar decidió comercializar el producto que la hizo famosa entre los compañeros de sus nueve hijos que van desde los cuatro y hasta los 27 años.
La empresa que lleva por nombre Tribu, debido a su significado de organización y unión familiar, nació hace aproximadamente cinco años cuando los 11 miembros de su hogar decidieron apoyarla con esta iniciativa y así empezar a proponer la idea entre sus vecinos de San Ramón, esto con el propósito de crear un negocio y apoyar a sus hijos mayores con sus estudios universitarios.
Tribu produce granola con pasas y sin ellas; en los próximos meses tiene como objetivo agrandar su gama de productos con alimentos como panes integrales, siempre manteniéndose en la línea de la comida saludable. La meta a corto plazo es introducir este alimento en grandes cadenas de supermercados del país.
“Ha sido un proceso largo, aún nos faltan algunos permisos, pero ha sido muy bien aceptado por todos los que lo han probado, ya que es bastante saludable” dijo Alpízar.
Quienes se dedican a producir la granola son sus dos hijos mayores, junto a ella y su esposo, quienes tienen una sección del hogar acondicionada para la producción.
La granola se fabrica a base de avena integral, ajonjolí, afrecho, pasas, maní, linaza, coco fresco, dulce molido de trapiche y aceite de palma; sus ingredientes especiales son el amor y la pasión con que se elabora artesanalmente, aseguró Alpízar.
La preparación de 33 bolsas de 300 gramos de estas meriendas, tarda alrededor de cinco horas, y se venderá en ¢2 mil; las bolsas más pequeñas de 150 gramos se podrán conseguir en ¢1.100.
El logotipo de Tribu es bastante peculiar ya que es una espiga con 11 ramitas, las cuales representan a los nueve hijos de Marjorie, a su esposo y a ella en unión familiar. Esta idea la tuvo uno de los integrantes más pequeños de la familia.


Daniela Granados
[email protected]

 

Ver comentarios