Exmariachis no volverán al PUSC
La semana pasada Rodolfo Hernández, candidato del Calderonismo, indicó que recibirá con los brazos abiertos a todos los exmariachis, incluso a los que representan al Centro Democrático y Social. Esteban Monge/La República
Enviar

Deploran cercanía de precandidatos rojiazules con expresidentes

Exmariachis no volverán al PUSC

Partido Centro Democrático y Social niega acercamiento

Primero se cubrirán los desiertos de agua, antes de que los exmariachis agrupados en el Centro Democrático y Social vuelvan al PUSC.
Sin importar quién será el próximo candidato de la agrupación rojiazul para las próximas elecciones, los exmilitantes de ese partido prefieren no saber nada de él.


201304092258510.n55.jpg
Los escándalos de corrupción que azotaron a esa agrupación y que involucraron a los expresidentes provenientes del PUSC, Rafael Ángel Calderón y Miguel Ángel Rodríguez, los mantendrán lejos de cualquier acercamiento, sin importar quién lo haga.
La necesidad de marcar distancia surge después de que Rodolfo Hernández, precandidato de Convergencia Calderonista, dijera que ha estado negociando con políticos de diversos partidos para recibir su adhesión y que “espera con los brazos abiertos a los hermanos socialcristianos que se fueron del partido”.
“Nosotros nos fuimos del PUSC por toda la corrupción y el desastre, para qué vamos a volver ahí, cuando todavía es lo mismo. Rodolfo Hernández fue puesto por Calderón y el otro precandidato Rodolfo Piza lo apoya Rodríguez, entonces, le puedo decir que no hay cambio alguno”, indica Juan Rafael Lizano, representante del Centro Democrático y Social.
En esa agrupación política figuran entre otros Guillermo Vargas, exministro de Educación; Roberto Tovar, excanciller de la República; Alberto Trejos, exministro de Comercio Exterior, y los exdiputados Lorena Vásquez, Gerardo González y Ana Helena Chacón, todos ellos funcionarios durante uno de los gobiernos socialcristianos.
Para estas elecciones conformaron un opción política que tiene sus raíces en los fundamentos ideológicos del PUSC, pero que trata de marcar distancia de cualquier vínculo con esa agrupación por la supuesta corrupción.
Para Lizano, las palabras de Hernández son un intento de confundir a los votantes y mantener “el cacicazgo, la codicia y la rebatiña por beneficios personales” que han caracterizado al PUSC durante años.
“Exigimos enérgicamente respeto y rechazamos que se pretenda alevosamente utilizar el nombre de nuestro partido, y nuestra imagen limpia, para sumar réditos a grupos políticos raídos por la corrupción, el cacicazgo y el rechazo ciudadano”, agregó Lizano.
Los socialcristianos cerraron este lunes el proceso de inscripción de precandidaturas, con miras a realizar la elección interna el domingo 19 de mayo.
Esto significa que solo tendrán poco más de un mes para hacer campaña política.
La negativa del Centro Democrático a unirse al PUSC no inmuta a Hernández, quien cree que los socialcristianos en general sí aceptarán la invitación de unirse a la tendencia que lidera.
“Tengo gran esperanza en el resurgimiento de la doctrina socialcristiana, la cual se encuentra en el corazón de muchos costarricenses. Es cierto que algunas ramas y hojas se secaron, pero eso ya pasó. Apostamos a que más de 800 mil socialcristianos vendrán con nosotros y las puertas están abiertas, pues las raíces de ese árbol están vivas”, concluye Hernández.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios