Desigualdad de ingreso afecta a trabajadores
“La educación es lo que hace el cambio, no solo en las aulas, sino además con el aprendzaje en los lugares de trabajo”, señaló Olman Segura, ministro de Trabajo y Seguridad Social. Gerson Vargas/La República
Enviar

País no logra reducciones sostenidas en pobreza

Desigualdad de ingreso afecta a trabajadores

Mujeres siguen siendo las principales víctimas

Durante los dos últimos años, la tasa de desempleo ha mantenido niveles cercanos al 10%. La cantidad de personas desempleadas para el cuarto trimestre 2012 fue cerca de 214 mil y donde las mujeres siguen siendo las principales víctimas. La tasa de desempleo para ellas alcanzó un 12%, mientras que para los hombres fue del 8%.

201304112319400.n33.jpg
La población trabajadora independiente sigue mostrando mayor vulnerabilidad laboral. De las personas ocupadas asalariadas, para el trimestre anterior, el 74% tenía seguro por trabajo y de los ocupados independientes solo el 52%, reveló la ECE realizada por el INEC. De la población desempleada la mayor parte mantiene niveles bajos de educación, principalmente con primaria completa y secundaria incompleta, los cuales representan el 58% de la población desempleada total. Así, el país no solo enfrenta desigualdad en condiciones de empleo, sino 15 años sin avance en pobreza. Cerca de 280 mil hogares en el país se encuentran en esta situación y de ellos, el 6,3% se ubica en pobreza extrema, reveló la más reciente ENAHO.

En 2012, el ingreso promedio de los hogares creció un 2,2% en términos reales, sin embargo, la brecha por ingresos se mantiene. El ingreso per cápita del primer quintil (20% más pobre) fue de ¢50.491 mientras que en el último quintil (20% más rico) fue de ¢913.175, lo que evidencia que el ingreso per cápita de los hogares con mayores ingresos es, en promedio, 18 veces mayor.
A la vez, la inequidad en la distribución del ingreso de los hogares se ve reflejada en el coeficiente de Gini. Para 2012, el indicador se ubicó en 0,518 —prácticamente invariable con relación a 2011 (0,515)— con una mayor magnitud dentro de la zona urbana (0,502) que la rural (0,49).
El ingreso recibido por concepto de trabajo, aporta alrededor del 80% de los ingresos de los hogares, siendo así la principal fuente de recursos y de ahí que resulta vital la promoción de nuevas fuentes de empleo y el enriquecimiento del capital humano.
“La educación es lo que hace el cambio, no solo en las aulas, sino además con el aprendizaje en lugares de trabajo”, señaló Olman Segura, ministro de Trabajo y Seguridad Social. Para julio 2012, 60 de cada 100 personas de 15 años y más, formaban parte de la fuerza laboral, sin embargo las oportunidades de participación son diferenciadas por género y por región.

Gabriela Vargas
[email protected]


Ver comentarios