Logo La República

Miércoles, 23 de septiembre de 2020



EDITORIAL


Crece la economía y también la pobreza

| Lunes 03 diciembre, 2012



No hay razón para que en una Costa Rica con un sector privado pujante y exitoso, haya tantos habitantes sin poder romper el círculo vicioso de la pobreza por falta de políticas públicas acertadas y oportunas


Crece la economía y también la pobreza

Aunque el sector privado haga su tarea con éxito y mejore en el país la macroeconomía, no bajan los índices de pobreza y desigualdad porque falta la tarea que le corresponde al gobierno. Sin políticas públicas inteligentes y adecuadas no puede mejorar la situación de los habitantes en general.
Y este no es un problema nuevo, exclusivo de la presente administración, sino que viene de anteriores y se necesitan cambios en esas políticas para enderezar ese rumbo que desmejoró la calidad de vida en un país con todas las condiciones para que ello no ocurra.
Hay más pobres en Costa Rica ahora que hace cinco años nos decía recientemente una nota de este medio. El viernes anterior sus páginas traían un importante análisis que nos dijo que en Guanacaste, por ejemplo, hay más turistas pero también mayor pobreza.
Con un gasto inicial sumamente modesto se podría impulsar la educación de los jóvenes de la zona y fortalecer el negocio del agro local, explica ese análisis. En efecto, con solo eso, que debió haberse hecho en los momentos en que se estaba impulsando el modelo de desarrollo para Guanacaste, sus jóvenes de la ciudad y sus campesinos habrían estado en condiciones de aprovechar la bonanza que trajera el turismo.
A la vez que ellos lograban insertarse con éxito en las nuevas oportunidades que se abrían, los empresarios habrían obtenido mano de obra y productos locales a menor costo que teniendo que traerlos de otras zonas con el agravante del aumento en el gasto de combustibles y de la contaminación.
Pero a la población de Guanacaste, al igual que a la mayoría del resto del país, no se le preparó adecuadamente para sacar provecho de las nuevas condiciones que en general comenzarían a darse con la mayor apertura comercial.
Esta fue una de las importantes tareas que los gobernantes no hicieron y cuyos frutos negativos se observan hoy en el aumento de la pobreza y de la desigualdad.
A pesar de la crisis económica mundial, en la mayoría de naciones latinoamericanas ha comenzado a haber menos pobreza. La recuperación en este sentido se muestra por una disminución de 7 millones entre pobres e indigentes, de acuerdo con los datos de la CEPAL.
Sin embargo, Guanacaste, con 35 hogares pobres de cada 100, es una de las regiones más necesitadas del país, con un índice de desempleo del 11%, que es casi el doble del promedio nacional.
No hay razón aceptable para que en una Costa Rica en la cual el sector privado es pujante y hace su parte, haya tantos habitantes sin poder salir adelante y romper el círculo vicioso de la pobreza por falta de políticas públicas acertadas y oportunas.






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.