Pizarrón
¿Conviene Rodrigo Arias al PLN?

Si Rodrigo Arias Sánchez (RAS) no aventaja en las encuestas que se hacen de carácter nacional o dentro de simpatizantes de Liberación Nacional (PLN), ¿por qué quienes le aventajan le tienen miedo escénico, miedo reverencial y miedo político y electoral?
No es este un signo de fortaleza de quienes se supone van delante de él en sondeos de opinión, al contrario es de debilidad. Si por esas encuestas fuera, quienes le adversan propiciarían elecciones internas en el PLN antes de lo que han sido convocadas y evitar que en los meses que siguen él pueda tomar fuerza o la delantera.
Aún tienen tiempo de derrotarlo en este sentido aprobando en la Asamblea Nacional del PLN, de este fin de mes, una mayor anticipación de las elecciones internas para escoger el candidato del PLN.
Con esto lograría el PLN un escenario ventajoso electoral, más del que ya le dan todas las encuestas y el ambiente político nacional, que en todos los sectores y gestores de opinión se inclinan a considerar ese inevitable triunfo.
El tener candidato definido del Partido con tiempo, es válido para todos los partidos, permite unificar alrededor del candidato a todos los sectores partidarios, a los que quedan heridos, malheridos, maltrechos y deshechos en la contienda interna, enterrar y olvidar los que van al cementerio político y los que salen voluntariamente del partido también. Permite crear los equipos internos en torno al candidato y la estrategia de la campaña propia y la de enfrentar y contrarrestar los ataques de los opositores, ver y valorar fortalezas y debilidades con tiempo.
Si las encuestas no son correctas y RAS está en realidad adelante en las internas del PLN, y no es fácil derrotarlo, o del todo no se le derrotará por sus adversarios, entonces para qué pierden tiempo en el PLN y sus aspirantes en estas primarias, debiendo acudir a cerrar filas con el que en la realidad tiene las estructuras partidarias, líderes y bases, y es reconocido como vencedor en dichas elecciones.
Le conviene más a los otros candidatos del PLN unificarse estratégica y tácticamente alrededor de su figura, con visión de largo plazo en sus propias aspiraciones, hacia 2018 o 2022. Esto no les reduce el puntaje que tienen y suman en posibilidad el triunfo en sus aspiraciones de la próxima campaña nacional.
Johnny Araya ya fue precandidato en 2009 contra Laura. Lo es ahora y puede serlo en 2017 o 2021 y no pierde nada. Solo gana por su buen trabajo en la Alcaldía de San José. Fernando Berrocal nada pierde ahora si gana proyección política en el próximo gobierno. Antonio Alvarez Desanti, quien regresó después de haber enfrentado al PLN, debe ganarse la confianza para encabezar al PLN, esperar y rehacer méritos partidarios, y unirse con el candidato actual y el próximo gobierno, si así fuere, del PLN.
El reto del PLN no es RAS. El reto es un tercer gobierno del PLN, con RAS o cualquier otro candidato. En el PLN si el candidato pierde no va más. Si el PLN pierde en 2014, en 2018 probablemente solo lo pueden levantar Oscar Arias, como lo hizo en 2006 o José María Figueres.

Vladimir de la Cruz

Notas Anteriores

Miércoles 11 Julio, 2012

Arismo y liberacionismo

El liberacionismo (PLN) es una fuerza objetiva, material, existente, más allá de los ...
Miércoles 04 Julio, 2012

Liderazgos y partidismos

El país y su democracia política, como sistema, se ha construido con liderazgos ...