Enviar
Participación en alcaldías, Congreso y gabinete aumenta
Avanzan lento, pero seguro mujeres en política

Reforma a leyes y concientización abren espacio

A paso lento, pero seguro avanzan las mujeres en la política nacional, ganando cada vez más espacios de participación.
Nunca antes en la historia, tantas mujeres estuvieron al frente de municipalidades y ministerios, al tiempo que se convirtieron en casi la mitad de los diputados.
Reformas a las leyes que garantizan una mayor paridad de género, así como una lucha de décadas por defender sus derechos políticos, empiezan a dar resultados en ese sentido.
Este Gobierno no solo es liderado por Laura Chinchilla, primera mujer en ocupar la silla presidencial entre otros 47 mandatarios de la historia costarricense, sino que también nombró nueve ministras, lo que representa la mayor participación femenina de todos los tiempos en el gabinete.
Por otra parte, en las elecciones de alcalde de 2010, los costarricenses nombraron a 13 alcaldesas de los 81 puestos por elegir, lo cual representa el mayor número designado por elección popular en este tipo de comicios.
Asimismo, Rocío Aguilar dirige la Contraloría General de la República; Ofelia Taitelbaum, la Defensoría de los Habitantes; Ana Lorena Brenes, la Procuraduría General de la República, y Ana Virginia Calzada, la Sala Constitucional.
Sin embargo, estos logros políticos no se alcanzaron de la noche a la mañana.
En casi dos siglos de vida independiente del país, las mujeres apenas han participado con voz y voto en poco más de 60 años.
El 30 de julio de 1950, 348 mujeres de las comunidades de La Tigra y La Fortuna emitieron su derecho al sufragio por primera vez en la historia del país, cuando se llevó a cabo la realización de un plebiscito en el que los pobladores de esas comunidades optaron por pertenecer a San Carlos.
Tres años después, la primera mujer votó en una elección nacional para designar al Presidente de la República.
En aquella ocasión, las mujeres alcanzaron el 7% del total de las diputaciones.
Pese a esos logros, no hubo mayor avance en los derechos políticos de la mujer hasta finales de la década de los 80, cuando Rosemary Karpinsky, del Partido Liberación Nacional, fue designada presidenta de la Asamblea Legislativa.
Desde entonces, las mujeres han logrado más espacios de participación en la política, a tal punto que en las elecciones de febrero de 2010, Chinchilla barrió a sus contendores, doblando la cantidad de votos del segundo lugar.
Asimismo, en esos comicios se designó a 22 mujeres de los 57 diputados electos.
En los últimos años, la apertura de espacios políticos para las mujeres se dio gracias a la reforma de leyes y la concientización.
En 1996 una modificación al Código Electoral estableció una cuota mínima del 40% para las mujeres en los puestos de elección popular.
La obligatoriedad se extendió no solo a los procesos internos de los partidos, como asambleas cantonales, provinciales y nacionales, sino también a la hora de designar a los candidatos a alcaldes, síndicos y regidores, así como diputados.
Por otra parte, la creación de un Ministerio de la Mujer en administraciones anteriores y el mensaje constante de dicha institución, ha generado una ola de concientización en el país.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios