Abstencionismo ancla en los puertos
Una “deuda histórica” es lo que tiene el PLN con las provincias costeras, reconoce Johnny Araya, candidato liberacionista. Gerson Vargas/La República
Enviar

Puntarenas y Limón son el epicentro de la apatía electoral

Abstencionismo ancla en los puertos

Candidatos reconocen deuda histórica y se comprometen a erradicar pobreza y desempleo

Cada cuatro años los políticos acuden en masa a Limón y a Puntarenas para ofrecer el oro y el moro a sus ciudadanos. Empleo, oportunidades para desarrollar pequeños negocios, clínicas, carreteras y una mejor educación entre otras promesas.

201311032212390.n222.jpg
Sin embargo, los ciudadanos de esas dos provincias porteñas perdieron la fe en ellos y cuando el domingo de las elecciones llega, una gran mayoría prefiere quedarse en su casa y no participar en la fiesta electoral, porque a final de cuentas, las cosas no cambiarán.
En las últimas tres elecciones las provincias porteñas registraron el abstencionismo más alto del país, a tal punto, que superaron hasta en un 10% el promedio nacional.
Por ejemplo, para los comicios de 2010, cuatro de cada diez costarricenses no votaron en Limón y Puntarenas.
Esto no solo se debe a las promesas incumplidas de los políticos, sino también a que en esas dos provincias se concentran el mayor desempleo y pobreza del país.
Mientras que la falta de dinero para satisfacer las necesidades básicas afecta al 16% de las personas que viven en la Región Central, esta se eleva al doble para los habitantes de Puntarenas y Limón, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
Por otra parte, la ausencia de oportunidades laborales se incrementa en unos tres puntos porcentuales en relación con la ciudad.
Los propios candidatos reconocen “una deuda histórica” con esas provincias y aunque saben del escepticismo de los votantes porteños, prometen nuevas soluciones para eliminar de una vez por todas sus principales problemas.
“La madrugada que cerramos la elección de diputados del partido, reconocí ante el Partido Liberación Nacional que tenemos compromiso moral con la gente de esas provincias, que ha estado abandonada a pesar de nuestros gobiernos. Los niveles de desarrollo humano, pobreza y desempleo son bastante disímiles en relación con el promedio nacional”, expresa Johnny Araya.
El verdiblanco plantea en su plan de gobierno el fomento de la obra pública, la reforma del sistema de Banca para el Desarrollo para que haya créditos adecuados para pequeños productores y al mismo tiempo, la promoción de atracción de inversiones para crear zonas francas que den empleo de buena calidad.
No obstante, los planes de Araya son considerados como “más promesas” por parte de la oposición.
En ese sentido, otros aspirantes presidenciales advierten a los votantes de esas provincias, que “la única forma de generar un cambio” es por medio del voto hacia otros partidos que no sean los mismos de siempre, expresa José María Villalta del Frente Amplio.

201311032212560.n22.jpg


Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios