Enviar
$5 podrían ayudar al ambiente
Un proyecto nacional pretende transformar el dióxido de carbono que emiten los carros en oxígeno

Sofía Ramírez
[email protected]

Preocupado por las altas emisiones de dióxido de carbono que generan los costarricenses con sus vehículos, BAC/Credomatic propuso a sus clientes una idea.
La empresa firmó un convenio con la Universidad Earth (Escuela de Agricultura de la Región Tropical Húmeda), para realizar este proyecto en conjunto.
Consiste en que los clientes que así lo deseen, darán una donación mensual de $5 que se cargará automáticamente de la cuenta, con los cuales la Earth comprará árboles nativos del país y los sembrará en sus plantaciones forestales en Guácimo, en Limón.
El objetivo es que por año se fijen entre 5,5 y 6 toneladas de carbono, que compensen los 2.700 litros de gasolina que utiliza un vehículo al recorrer 30 mil kilómetros al año
El término “fijar carbono” se refiere a que el árbol mediante el proceso de fotosíntesis “fija” el carbono en una molécula de celulosa, que utiliza como alimento, y libera oxígeno al ambiente.
De esta manera, el dióxido de carbono, en lugar de subir a la atmósfera agravando el problema del calentamiento global, se queda capturado por el árbol, que lo libera en oxígeno que utilizamos para respirar.
“El proyecto será auditado por el Instituto Tecnológico de Costa Rica de manera externa, que anualmente presentará un reporte del dinero entregado y que permitirá garantizar a los clientes el correcto funcionamiento del dinero y la efectividad del programa en cuanto a las especies sembradas y el lugar; todo esto forma parte de las acciones de responsabilidad social corporativa de la empresa”, comentó Gerardo Corrales, vicepresidente ejecutivo de BAC/ Credomatic.
Hasta el momento en el programa se han inscrito 3 mil clientes del BAC que voluntariamente apoyan la causa por un mínimo de un año, quienes recibirán un sticker para el auto que los identifica como carbono neutral.
Los clientes pueden además ver los resultados de sus donaciones con un código con el que pueden acceder desde la página del BAC y mediante Google Earth ver dónde han sido sembrados los árboles.
Durante los nueve meses que lleva realizándose el proyecto, se han fijado 8 mil toneladas de dióxido de carbono, y aún quedan cerca de 600 mil clientes que todavía no han participado en el proyecto.

Ver comentarios