Enviar
2009, el año de los Yanquis
Los bombarderos del Bronx por fin volvieron a ser campeones

EFE

La temporada de las Grandes Ligas de 2009 permitió a los Yanquis de Nueva York recuperar el título de la Serie Mundial, su vigésimo sétimo en la historia de estos campeonatos, con lo que revalidó su extensa dinastía.
Los Yanquis volvieron a ser protagonistas en las mayores después de nueve años de espera y un gasto de $1.600 millones en sueldos, que le valieron para vencer cuatro partidos de siete a los Filis de Filadelfia en la serie del Clásico de Otoño.
Los Bombarderos del Bronx estrenaron con este campeonato un nuevo campo del Yankee Stadium a un costo superior a los $1.500 millones.
La coronación se produjo tras una espera de nueve años desde que en 2000 completaron una seguidilla de tres títulos en fila.
A pesar de la inversión de millones de dólares y del protagonismo del equipo, su título se vio ensombrecido desde antes de iniciar la campaña, cuando se dio a conocer que su adquisición más cara, el antesalista Alex Rodríguez, había consumido sustancias prohibidas.
Pese al escándalo de A-Rod, los Yanquis tuvieron la suerte de contar con el brazo de Andy Pettitte y el bate del designado japonés Hideki Matsui, quienes se convirtieron en pilares del equipo al final de la temporada.
Matsui, elegido el MVP de la Serie Mundial, remolcó seis carreras para igualar un récord en un juego del Clásico de Otoño, y Pettitte volvió a ser el amuleto en el duelo decisivo tras guiar a los Yanquis hasta que se proclamaron campeones.
Parte clave del triunfo fue el cerrador panameño Mariano Rivera (campeón en 1996 y 1998-2000), quien se encargó de sacar los cinco outs finales, el último sobre Shane Victorino.
Por su parte, los Filis no pudieron con la presión de la final y su intento por lograr ser el primer equipo de la Liga Nacional que gana dos títulos seguidos de la Serie Mundial en 33 años se quedó corto, después de que en las temporadas 1975 y 1976 los Rojos de Cincinnati lo lograran.
En el plano individual, el gran protagonista fue el primera base dominicano de los Cardenales de San Luis, Albert Pujols, nuevo “rey” de los jonroneros y ganador de su tercer premio de Jugador Más Valioso (MVP) por segundo año consecutivo, después de volarse la barda en 47 ocasiones, una más que Prince Fielder, de los Cerveceros de Milwaukee.
Ver comentarios