“El sonido de las cosas” se estrenará el 11 de mayo
La trama se basa en el duelo, la protagonista es Claudia, una enfermera a quien le encanta la adrenalina, controlar emociones y salvar vidas. Cortesía Sputnik Films/La República
Enviar

Después de realizar un recorrido por varios festivales de cine internacionales, la producción nacional el “El sonido de las cosas” se proyectará en seis salas del país a partir del 11 de mayo.
La cinta es dirigida por Ariel Escalante y producida por Mariana Murillo, junto a las compañías Sputnik Films, Películas Miau y Fade In.
La trama se basa en el duelo, la protagonista es Claudia, una enfermera a quien le encanta la adrenalina, controlar emociones y salvar vidas.
En su casa la historia cambia, ya que ella no puede lidiar con el suicidio de su prima Silvia.
“La película invita a reflexionar sobre la necesidad de conectarnos con nosotros mismos y de tomarnos el tiempo para sentirnos como nos sentimos, en un mundo que gira muy rápido y en el que hay poco chance de pensar en nuestros sentimientos”, dijo Escalante.
La película se estrenó en el 38 Festival Internacional de Cine de Moscú (Rusia, junio 2016), también fue parte del 25 Festival Biarritz Amèrique Latin (Francia), 18 Festival Filmar en América Latina (Suiza), 8° Festival Pantalla Latina (Suiza), 31 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata (Argentina), entre otros.
Destaca por ser ganadora del Premio Nacional de las Artes Audiovisuales “Armando Céspedes Marín2 (2016), por la dirección y realización conceptual (fotografía).
Además del Kommersant Weekend Prize en Moscú y el Premio Especial del Jurado en el Costa Rica Festival Internacional de Cine.
Además, ha sido seleccionada por los prestigiosos Premios Platino en siete categorías.
“Trabajamos con un crew pequeño, de gente joven con ideas frescas y un espíritu generoso. Sabíamos que queríamos generar un ambiente íntimo de colaboración”, comentó Murillo.
La protagonista es Liliana Biamonte, que comparte escena con Fernando Bolaños, Claudia Barrionuevo, y Escalante.
“Enfrentarse a una pérdida personal, interna o externa, siempre nos enfrenta a una tremenda fragilidad. No siempre estamos listos para esto, pero de alguna forma u otra llega a surgir el dolor. Esta película nos conecta con este dolor universal y su inevitable liberación”, dijo Biamonte.

Ver comentarios