Enviar
Nuevo condominio se construye en montañas de Escazú
Viva en el bosque del Oeste

Más de 13 mil metros cuadrados de áreas verdes rodearán complejo habitacional

Vivir en medio del bosque, rodeado de la naturaleza y sus hermosos sonidos, ya no es un sueño.
El desarrollo del proyecto eco urbanístico Bosques de Escazú, permitirá que sus habitantes disfruten del aire puro y el trinar de las aves, al mismo tiempo que están en sus casas en plena capital.
En medio de 13 mil metros cuadrados de áreas verdes y bosques, se construyen cuatro torres de condominios en las montañas de Escazú, con el objeto de ofrecer a los compradores una opción de vivienda cercana a la capital, pero con aires de montaña.
La construcción de la primera torre de 28 condominios inició en marzo y se prevé que esté lista para febrero del próximo año, junto con la casa club, los senderos, la piscina y el resto de las áreas comunes.
Además de la abundante naturaleza actual, los desarrolladores de ese complejo habitacional siembran bajo la asesoría de la Universidad Nacional, alrededor de 400 árboles de especies autóctonas, con el fin de restaurar áreas degradadas y atraer biodiversidad.
“De acuerdo con las especies de árboles que vamos a incluir en el lugar, se atraerán mariposas, aves y mamíferos pequeños, lo que permitirá aumentar el valor biológico del lugar. Este tipo de proyectos genera un gran beneficio a mediano plazo”, explicó Fuad Farach, gerente general del Grupo RC, que desarrolla Bosques de Escazú.
El área total de Bosques de Escazú es de 23 mil metros cuadrados, de los cuales el 60% será pura vegetación, un 25% corresponderá a edificios y un 15% a calles y parqueos.
El costo de los condominios va desde $138 mil a $280 mil, dependiendo del número de habitaciones, mientras que el área de construcción va desde 82 metros cuadrados hasta 159 metros cuadrados.
Pero no solo la vegetación alrededor hace de Bosques de Escazú un complejo habitacional amigable con el ambiente.
El proyecto se construye bajo una serie de parámetros de sostenibilidad que lo convierten en un desarrollo inmobiliario con diferencias notables, en comparación con otros condominios.
Cada vivienda contará con calentadores de agua solar que logran reducir en un 35% la factura eléctrica, además de luces led y tecnología de punta en tratamiento de aguas, que permitirá reutilizarlas para el riego de áreas verdes.
Asimismo, los vidrios térmicos, el concreto permeable que permite la filtración del agua y la utilización de ventilación cruzada, para reducir el uso de ventiladores y áreas acondicionados, agregan más elementos de sostenibilidad.
La primera de las cuatro torres ya se vendió en un 100%, mientras que la segunda ya casi alcanza la mitad.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios