Logo La República

Viernes, 21 de enero de 2022



COLUMNISTAS


¡Violencia, legalidad, democracia!

Emilio Bruce ebjreproduccion@gmail.com | Viernes 28 febrero, 2014


¿Cómo interactúan la violencia, la democracia y la legalidad?


Sinceramente

¡Violencia, legalidad, democracia!

Muchos ciudadanos se han mostrado muy indignados al ver grandes fuerzas de seguridad en Venezuela usando toda herramienta anti motín disponible para disolver manifestaciones pacíficas.
Muchos han tomado partido en favor de quienes están siendo vapuleados. Muchos han calificado al Presidente Nicolás Maduro como un dictador aunque haya sido electo por los votos de mayorías venezolanas en elecciones recientes.
Muchos defensores del régimen de Nicolás Maduro han señalado su elección popular y el estado de legalidad que priva en Venezuela. También han dejado clara su percepción de que los manifestantes son golpistas y son millones de “fachistas”.
No aprecian para nada la crítica situación del país, la violencia que se vive y la carestía de todo lo esencial.
No hay divisas, no hay trabajo, no hay provisiones hogareñas en los supermercados. Acá en Costa Rica los medios han anunciado que el sacerdote católico Gerardo Vargas, diputado electo por el Frente Amplio, ha firmado una carta de apoyo al presidente Nicolás Maduro, por esa agrupación.
¿Cómo interactúan la violencia, la democracia y la legalidad?
A mi manera de ver, cuando un régimen pierde legitimidad y una proporción altísima de los ciudadanos del país se manifiesta en franca rebeldía, el presidente de ese régimen debe de llamar a elecciones. No se puede gobernar un país con esa división tan profunda. Hay que buscar una solución pacífica y política, nunca militar.
Un gobierno debe sostener la legalidad para preservar las reglas de intercambio y convivencia de sus ciudadanos. Sin embargo el sostenimiento de la legalidad no debe lanzar a un régimen a la violencia y a la muerte.
Un sistema democrático debe poder por la vía electoral y de la negociación llegar a un acuerdo nacional y hacer que el régimen dé paso a otro más acorde con el cuasi consenso que debe privar en una comunidad.
¿Y entonces, me preguntaba algún amigo del Frente Amplio, por qué la policía golpea y lanza gases lacrimógenos a los partidarios de ese Frente en Chomes y nadie protesta? ¿Por qué se quejan de la violencia en Venezuela y no de la represión “salvaje” en Chomes?
De nuevo creo que es un asunto de proporciones. Si la mitad del país estuviera levantado en rebeldía por la lucha de Chomes, la autoridad legítima constituida debería transar y debería buscar un régimen que le reemplazara. En Venezuela esta es la situación.
Un gobierno debe conservar la legalidad, la paz y la funcionalidad de una comunidad.
Si una comunidad no quiere y rechaza a su gobierno, este debe irse y pronto, antes que mayores males que las manifestaciones mismas aparezcan.
La democracia eligió al gobierno, pero su accionar lo deslegitimó. La legalidad y la violencia para conservar la legalidad son incompatibles.
La democracia debe buscar soluciones políticas a sus crisis de gobernabilidad, nunca soluciones militares. Costa Rica necesita un referéndum revocatorio de funciones para evitar este escenario.

Emilio Bruce
 

NOTAS ANTERIORES


Bitcóin verde minado en Costa Rica

Jueves 20 enero, 2022

El bitcóin es la criptomoneda por excelencia, lanzada en 2009. Su fórmula de 9 páginas fue publicada en 2008 por Satoshi Nakamoto

¡Esencial Costa Rica!

Jueves 20 enero, 2022

Una de las marcas que hacen que destaque nuestro país a nivel mundial es la que titula esta columna

La educación es clave

Miércoles 19 enero, 2022

Ya están apareciendo niños de último año de colegio que apenas leen y con costos pueden manejar una cuenta corriente en un banco







© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.