Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Victoria de Trump afectaría lucha contra calentamiento global​

Bloomberg | Jueves 10 noviembre, 2016

Donald Trump anunció que retirará a Estados Unidos del acuerdo de París y para esto tendría que renunciar a una convención de 1992.


La lucha mundial contra el cambio climático sufriría un golpe con la victoria de Donald Trump en la elección presidencial de Estados Unidos, así lo advierten autoridades y activistas verdes.

Trump ha cuestionado la ciencia del cambio climático, ha asegurado que se retirará del acuerdo de París sobre el calentamiento global y que alentará la producción de carbón, el más sucio de los combustibles fósiles.
“La presidencia de Donald Trump relega el Occidente que conocemos al pasado. Si Donald Trump instrumenta la política exterior que anunció durante su campaña, afectará las relaciones transatlánticas, el imperio de la ley internacional y la paz mundial”, dijeron Reinhard Butikofer y Mónica Frassoni, presidentes del partido Verde europeo.
Durante la gestión del presidente Barack Obama, Estados Unidos rescató un proceso de unos 20 años de existencia promovido por las Naciones Unidas para frenar la contaminación que afecta el clima y que dio lugar al acuerdo de París del año pasado.
Junto con China y más de 190 países, el acuerdo estableció un marco para la reducción de las emisiones.
Pero Trump anunció que cancelará ese trabajo, algo que sería difícil pero no imposible.
Si bien el Senado nunca aprobó el acuerdo, este forma parte de la Convención Marco sobre Cambio Climático de la ONU de 1992, que Estados Unidos ratificó durante la presidencia de George Bush.
Para suprimir París, Trump tendría que renunciar a ese tratado o correr el riesgo de derrumbar todo el proceso de la ONU.
Además, tendría que avisar con tres años de anticipación para retirarse de forma legal.
“Si Estados Unidos se retira de ese proceso y se lo pasa a considerar un país renegado en relación con el cambio climático, eso tendrá implicaciones en toda la agenda del presidente Trump cada vez que este quiera tratar con gobernantes extranjeros”, advirtió Alden Meyer, que sigue las conversaciones de la ONU desde hace más de 20 años.