Logo La República

Miércoles, 20 de marzo de 2019



COLUMNISTAS


Usted merece mejor salario

Luis Alberto Muñoz [email protected] | Viernes 04 junio, 2010



Usted merece mejor salario

Costa Rica es un país estancado en la mediocridad.
Por un lado, hemos logrado importantes avances sociales, los cuales al ser comparados con los alcanzados por la región resaltan sin lugar a dudas.
Por otro lado, no hemos sido capaces de superar temas básicos del desarrollo, como infraestructura, seguridad y productividad, los cuales muestran rezagos en relación con algunos de nuestros vecinos.
Esta disyuntiva es parte de una mentalidad de subdesarrollo que no permite asumir los cambios urgentes, mientras la clase política sigue enfrascada en diagnósticos incapaces de mover al país.
Para empezar Costa Rica requiere mayores ingresos, sin estos no es posible financiar de manera sostenible las obras sociales y económicas apremiantes.
El primer paso debe ser dado con financiamiento externo, ya que la economía nacional no dispone de los recursos y generar el ahorro necesario tomaría al menos una generación.
El objetivo debe ser mejorar la productividad, es decir volver al país más eficiente, y para ello lo primero es crear una infraestructura que facilite el comercio.
Lo segundo es promocionar una agenda de competitividad, lo que significa que todas las trabas y trámites burocráticos repetitivos e innecesarios sean eliminados para favorecer el crecimiento empresarial.
Lo tercero, es el clima de seguridad, tanto jurídica como ciudadana. Los tratados comerciales firmados son una garantía al menos de avance para la primera, sin embargo el problema más grave en este momento es la segunda.
Es cierto que la inseguridad es un fenómeno globalizado, pero si Costa Rica no lucha para limpiar sus calles del hampa, poco a poco irá perdiendo atractivo tanto para la inversión extranjera como para el talento nacional que hoy en día tiene las opciones de ser reclutado en otros lugares del mundo.
Lo cierto es que para aumentar la capacidad económica nacional, e impulsar el ingreso del costarricense promedio de unos $10 mil a $20 mil al año, se necesita mayor inversión foránea y local.
Por esta razón, los países en la actualidad luchan por crear mayores atractivos al capital.
Finalmente, todo lo anterior debe lograrse de manera tal que el ambiente no sea comprometido, es decir, que la Costa Rica de las próximas generaciones no sea sacrificada. Para ello es indispensable una impecable e intachable regulación estatal.
Conforme el país vaya mejorando, es justificable un mejor salario para todos, incluidos los diputados.

Luis Alberto Muñoz

NOTAS ANTERIORES


¿Turismo en Limón?

Miércoles 20 marzo, 2019

Hace unos quince años el gobierno obtuvo una donación de $80 millones del Banco Mundial para fina...

Cinco estados

Martes 19 marzo, 2019

Hay, al menos, cinco estados en los que hemos encontrado a la comunidad empresarial costarricense...