Logo La República

Lunes, 18 de febrero de 2019



FORO DE LECTORES


¡Un aplauso para Migración!

Mariela Céspedes Cruz [email protected] | Martes 27 noviembre, 2018

Foro

La Dirección General de Migración y Extranjería desde ya se prepara para reconocer derechos de la comunidad LGBTI

Licda. Mariela Céspedes Cruz

Lic. Anthony Bassey Villanea

El día 21 de noviembre de este año, nos encontramos la grata sorpresa de que salieron a consulta pública dos proyectos normativos del ámbito migratorio, primero “Reglamento para el reconocimiento del derecho a la identidad sexual y de género para personas extranjeras en el DIMEX” y “Reglamento para el reconocimiento de derechos migratorios a parejas del mismo sexo” el segundo. Ambos estarán disponibles para consulta de las instituciones y el público durante diez días hábiles, a través del Sistema de Control Previo.

El éxito está en la preparación y es de reconocer que la Dirección General de Migración y Extranjería ya haya iniciado la discusión sobre temas tan actuales y de reciente inclusión en la agenda nacional. Estos derechos ya reconocidos a los costarricenses, aunque con algunos retrasos en la implementación práctica, deben de igual manera ser reconocidos a los extranjeros que residen en nuestro país y así lo considera Migración. El artículo 7 de la Ley General de Migración y Extranjería establece en su inciso dos, como parte de los objetivos de la institución lo siguiente: “El respeto a los derechos humanos y garantías constitucionales de toda persona extranjera que ingrese y permanezca en el país.” Ese es el origen.

Ambas propuestas son novedosas y vanguardistas, el Reglamento para el reconocimiento del derecho a la identidad sexual y de género para personas extranjeras en el DIMEX, pretende crear un nuevo trámite denominado Cambio de identidad sexual y/o género. La finalidad de este trámite es la adecuación del nombre, la imagen, y la referencia al sexo o género de la persona en el Documento de Identidad Migratorio para Extranjeros (DIMEX). Un cambio positivo ya que actualmente esto no es posible realizarlo, sin lugar a dudas esta implementación nos haría referencia internacional en el respeto a los derechos de la comunidad LGBTI.

Por su parte el Reglamento para el reconocimiento de derechos migratorios a parejas del mismo sexo, pretende reconocer las uniones matrimoniales o civiles de personas del mismo sexo para efectos de trámites migratorios. Actualmente estas uniones no son reconocidas y la pareja no aplica como dependiente en ninguna categoría migratoria, el cambio generaría que sí lo sean. Nuevamente demostrando Migración un interés en validar a los extranjeros los mismos derechos de los costarricenses. El reconocimiento de las uniones de personas del mismo sexo per se, no genera cambios si los demás derechos asociados no se reconocen igualmente, esa es la intención de Migración, una muy buena cabe resaltar.

No es posible determinar dentro de cuánto tiempo nazcan a la vida jurídica estos reglamentos, sin embargo es de aplaudir que Migración ya esté discutiendo estos temas y buscando reconocer estos derechos, dejados de lado hasta ahora.

Resaltamos que adicionalmente a llevar a la práctica estos derechos, los trámites en sí que se establecen son sencillos y los requisitos solicitados para los procesos son de carácter básico y generales, no hay o parece haber una intención oculta de complicarlos, en cuanto al soporte documental o de proceso. De igual manera manejaron el tema de los costos, son los regulares de los procesos migratorios ya establecidos en la ley, no generan un incremento para los extranjeros en cuanto a la inversión que deben hacer. Ambas situaciones suman a la buena decisión de Migración en ambos tópicos.

En nuestra opinión, son propuestas conscientes para avanzar en temas relegados. La Dirección General de Migración toma la batuta para dar reconocimiento a los extranjeros de ambos derechos y llevarlos a la realidad. El esfuerzo es encomiable y un ejemplo para otras instituciones, para que sigan su ejemplo. Es nuestro deseo que esta voluntad se extienda ampliamente no solo en nuestro país, sino a nivel mundial.