Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


UE aprueba entrega de 8.500 millones de euros para Grecia

Bloomberg | Sábado 08 julio, 2017

UE aprueba entrega de 8.500 millones de euros para Grecia


El Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM, por su sigla en inglés), la autoridad de rescate de la Unión Europea, aprobó 8.500 millones de euros ($9.700 millones) de ayuda financiera para Grecia, permitiendo al país cumplir pagos que se vencen este mes y cerrar formalmente un capítulo clave de su rescate.

"La decisión tomada hoy por el directorio del ESM muestra que Grecia ha completado las reformas requeridas en esta etapa, el Gobierno debe continuar en este camino para reconstruir una economía competitiva y recuperar la confianza de los inversionistas", dijo Klaus Regling, director gerente del ESM.

Lea más: Grecia estaría a la espera de borrador revisado de rescate

La decisión surge después de que los ministros de Finanzas de la zona euro acordaron el mes pasado que Grecia había emprendido suficientes reformas económicas para obtener ayuda financiera adicional, a la vez que ofrecieron más claridad sobre qué implicaría cualquier futuro alivio de deuda para el país en crisis.

El Gobierno griego debe cubrir sus atrasos con un euro de sus propios recursos por cada dos euros de dinero de los préstamos.

El acuerdo para otorgar a Grecia los nuevos préstamos marca el final oficial de una revisión de meses del rescate del país que también fue parcialmente retrasada por la renuencia del Fondo Monetario Internacional a participar en el programa de ayuda sin recibir garantías suficientes sobre la sostenibilidad de la deuda griega.

Lea más: Confianza en eurozona muestra economía preparada para amenazas

Al final, el FMI, con sede en Washington, dijo que consideraría la posibilidad de aprobar una línea de crédito de 14 meses para Grecia, pero que solo daría nuevos préstamos cuando reciba nuevas garantías sobre la deuda del país, que sigue considerando insostenible.

La falta de mayor claridad sobre las medidas de alivio de deuda también significa que los bonos del país actualmente no pueden ser incluidos en el programa de flexibilización cuantitativa del Banco Central Europeo, que reduciría los costos de préstamos y facilitaría su retorno al mercado, una promesa que el Gobierno de Atenas ha venido haciendo desde hace meses.