Trump pide vetar resolución de ONU sobre asentamientos israelíes
Foto Bloomberg.
Enviar

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se metió en una polémica diplomática por los asentamientos israelíes en Cisjordania, e instó al gobierno del presidente Barack Obama a vetar una resolución de Naciones Unidas que condena su construcción.

La votación sobre la resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas criticando los asentamientos israelíes en Cisjordania programada para hoy fue aplazada debido a la incertidumbre sobre la posición de Estados Unidos con respecto a la propuesta y los llamados de Trump a vetarla.

La votación estaba prevista para las 3:00 p.m. hora de Nueva York, y fue demorada sin confirmar la nueva fecha, según cuatro funcionarios con conocimiento de las negociaciones que pidieron el anonimato.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado se negaron a decir cómo votarían sobre la resolución, que habría declarado ilegales todos los asentamientos israelíes de conformidad con la ley internacional y exigido al país que deje de construir en Cisjordania y otros territorios capturados en la guerra de 1967.

El borrador que Egipto hizo circular afirma que los asentamientos “no tienen validez legal, constituyen una violación flagrante según el derecho internacional y son un obstáculo importante a una paz justa, duradera y amplia” entre Israel y la Autoridad Palestina. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu pidió que Estados Unidos rechazara la propuesta.

“Es malo para Israel, malo para Estados Unidos y malo para la paz”, dijo Netanyahu en una declaración.

Trump emitió un comunicado público en el que instó a Estados Unidos a ejercer su veto, argumentando que la resolución “pone a Israel en una posición de negociación muy mala y es extremadamente injusto con todos los israelíes”. También prometió que la embajada de Estados Unidos en Tel Aviv se trasladará a Jerusalén, un cambio que en la práctica terminaría con las iniciativas por la paz, según los funcionarios palestinos.

Estados Unidos ya vetó resoluciones parecidas en años previos y por lo general la administración de Obama ha evitado calificar a los asentamientos israelíes de ilegales y ha preferido usar el término “ilegítimos”.

Las negociaciones por la paz entre israelíes y palestinos están estancadas desde 2014 debido al tema. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dice que toda construcción de asentamientos debe cesar para poder retomar las negociaciones de paz. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dice que las restricciones a la construcción en Cisjordania y el este de Jerusalén sólo se pueden aceptar en negociaciones cara a cara con el objetivo de producir un acuerdo de paz integral.

Unos 400 mil israelíes viven en más de 120 colonias construidas en Cisjordania en los últimos 50 años. Otros 300 mil viven en Jerusalén Oriental, también tomada de Jordania en la guerra de 1967, pero anexada por Israel sin reconocimiento internacional.

El pronunciamiento de Trump es un nuevo punto de roces entre su equipo y la administración saliente de Obama. Históricamente, los presidentes entrantes se cuidan de no intervenir en polémicas diplomáticas en curso. Obama repitió en varias ocasiones la frase “sólo hay un presidente por vez” al comentar la transición hacia la presidencia de Trump.

Ver comentarios