Trabajos simultáneos evitarían atraso en Circunvalación Norte
El consorcio constructor está haciendo movimientos de tierra en la segunda etapa del proyecto, comprendida desde Quebrada Rivera hasta Colima, específicamente en León XIII de Tibás. Ahí habrá un puente que comunique con Heredia. Gerson Vargas/La República
Enviar

El consorcio La Estrella-H Solís podría realizar trabajos simultáneos en diferentes puntos del proyecto de Circunvalación Norte, para evitar que la inauguración de la obra de infraestructura, prevista para inicios de 2020, se posponga.


Y es que el mal clima que imperó en las últimas semanas producto de la tormenta tropical Nate, hizo que se diera el primer retraso de un par de semanas, de acuerdo con el MOPT y el consorcio constructor.


No obstante, por el momento no es significativo por lo que los trabajos continúan normalmente.


“Los eventos climatológicos del mes pasado han causado atrasos en el cronograma de ejecución, pero nos encontramos positivos ante las mejoras del tiempo en la última semana, esperando nos permitan continuar con el ritmo de trabajo establecido”, dijo Carlos Carmiol, vocero de H Solís.


En ese sentido, el gran reto para el proyecto es lograr el desalojo de las familias que aún se encuentran en el derecho de vía en el Triángulo de la Solidaridad, que es donde se construirá un viaducto como parte de la tercera etapa del plan.


En estos momentos, el consorcio constructor está haciendo movimientos de tierra en la segunda etapa del proyecto, comprendida desde Quebrada Rivera hasta Colima, específicamente en León XIII de Tibás.


En principio, los trabajos se prolongarán por dos meses, para iniciar posteriormente, en esa misma sección, la construcción de una estructura de pavimento y un paso elevado en la radial a Heredia, el cual tendrá 36 metros de longitud y cuatro carriles.


El movimiento de tierra en este sector no tiene impacto sobre el tránsito vehicular, dado que se trata de una zona en la que no existe carretera actualmente.


Una vez que se construya, los heredianos tendrán una nueva ruta para ingresar o salir de la provincia.


Debido a la complejidad de las obras, el proyecto fue dividido en cinco etapas y trabajar bajo esta modalidad, permitirá poner en servicio los diferentes tramos que se vayan completando sin necesidad de que los demás estén listos.


Por otra parte, la dinámica de trabajo establecida asegura que se desarrolle la obra de forma simultánea y no que deba completarse una sección para iniciar la construcción de la siguiente.


“La previsión es avanzar según lo permitan los procesos de expropiación”, agregó Andrés Muñoz, responsable de la Unidad Ejecutora.
El proyecto de Circunvalación Norte es de 5,4 kilómetros en toda su extensión, pero el Gobierno solo tiene unos $163 millones para los primeras cuatro etapas e igual número de kilómetros.


La inversión generaría un desahogo de las vías actualmente en uso desde la Uruca hasta Calle Blancos, ya que resuelve la conexión de las rutas nacionales 1 (Interamericana Norte), 27 (San José-Caldera) y 32 (San José-Guápiles), de acuerdo con el MOPT.


La construcción de Circunvalación Norte arrancó a finales de setiembre, tras varios años de atraso y sin que el Ministerio de Vivienda haya podido desalojar a 86 familias que se encuentran ubicadas en otra sección del proyecto, específicamente donde está hoy día el precario Triángulo de la Solidaridad.


Sin embargo, no habría mayor atraso si todo sale de acuerdo con los planes del Ministerio de Vivienda, que tiene como meta desalojar una franja prioritaria para la nueva carretera de 20 metros antes de finalizar diciembre.


La promesa del jerarca de Vivienda es un gran reto para el Ministerio, quien no ha podido convencer a los precaristas para que desalojen el área desde mediados de 2012, cuando el Gobierno inició las gestiones para tal fin.

Las etapas
El proyecto fue dividido en cinco etapas, aunque el Gobierno solo tiene dinero para la construcción de las primeras cuatro.


Fase I (600 metros)

Se trata de una intersección de tres niveles

En el primer nivel habrá dos carriles por sentido más, permitiendo conectar la ruta 108 con la Uruca

En el nivel medio se construirá una rotonda que permitirá hacer maniobras a los cuatro puntos cardinales

El tercer nivel tendrá dos carriles por sentido


Fase II (1,6 kilómetros)

Se trata de un puente de tres carriles por sentido

Habrá una intersección hacia la radial a Heredia


Fase III (1,5 kilómetros)

A la altura del ICE de Colima, habrá un corredor vial con dos carriles por sentido

Viaducto que conectará con la ruta 32


Fase IV (400 metros)

Habrá una intersección de tres niveles

Fuente MOPT

Ver comentarios