Automotrices de La Uruca reclaman agilidad estatal
“El cerrar la circunvalación es una deuda del gobierno a los costarricenses y seria un crecimiento en infraestructura para el país”, dijo Norval Garnier, presidente de Red Motors. Gerson Vargas/La República
Enviar

La necesidad de una mayor agilidad por parte del Gobierno en aliviar los problemas crónicos de congestión vial y contaminación, es el consenso de las agencias automotrices, que conforman un alto porcentaje del comercio ubicado en La Uruca.

Se trataría más que todo de la construcción del tramo norte de la carretera de Circunvalación, el cual no se ha iniciado, pese a que el proyecto se licitó hace tres años.

La propuesta acarrearía un impacto positivo en el comercio, al eliminar gran parte del tránsito pesado por ese sector, siempre y cuando el Gobierno muestre voluntad en accionar el proyecto, dijo Javier Quirós, presidente de Purdy Motor.

“El Gobierno debe ordenar recursos actuales de que dispone, ya que los automóviles pagamos marchamos muy caros y parte de ese monto del marchamo es específicamente para infraestructura vial que no se está viendo”, comentó.

201703011751430.10-11-uruca1.jpg
“La Uruca necesita urgentemente una vía de desfogue hacia el Norte que conecte con la ruta 32 y pueda el trafico evadir la pasada por Calle Blancos, Tibás y Moravia”, dijo Kristian Federspiel, director comercial Subaru. Archivo/La República


La ausencia de un accionar gubernamental va encareciendo el costo de vida y de la obra, el cual es considerablemente más alto que el de expropiar los terrenos que faltan, según los comerciantes de la zona.

“Cerrar la Circunvalación es una deuda por parte del Gobierno y conforme va pasando el tiempo se va haciendo más caro”, recalcó Norval Garnier, presidente de Red Motors.

Ante esta situación, una de las posibles soluciones es fomentar la colaboración de las agencias en el área para concretar el ansiado proyecto.

“Estoy seguro de que todas las empresas que estamos en La Uruca estaríamos anuentes a colaborar con el Gobierno en caso de que se decida arrancar con este nuevo proyecto”, indicó dijo Kristian Federspiel, director comercial de Subaru.

La calle principal de La Uruca se dedica en casi el 100% al comercio, sobre todo el sector automotor, incluso hay unas 15 agencias de vehículos nuevos.

201703011751430.10-11-uruca2.jpg
“El problema es que el gobierno no analice ni cuantifique el costo para el país de lo que esto está generando y mientras eso siga así todo seguirá igual”, dijo Juan Pablo Schneider, gerente general Autostar. Gerson Vargas/La República


Al Estado todavía le falta expropiar casi la mitad de las 70 propiedades necesarias para realizar la obra, tampoco ha podido trasladar las familias que viven en el precario del Triangulo de la Solidaridad, donde Circunvalación Norte se conectaría con la Carretera 32.

Bajo el esquema inicialmente planteado, la nueva carretera conectaría de forma eficiente la 32 con la pista General Cañas, eliminando la necesidad que los tráileres pasen por la Uruca.

La obra consiste en un tramo de cuatro kilómetros y fue adjudicada al consorcio La Estrella-H Solís por unos $150 millones.


NECESIDAD URGENTE


El gremio de agencias automotrices en La Uruca afirma que falta voluntad gubernamental para beneficiar la circulación vial de la zona, sus negocios y las necesidades de los consumidores.

Javier Quirós

Presidente
Purdy Motor

Sin duda, la construcción de Circunvalación Norte mejoraría el acceso a las sucursales de las distintas agencias automotrices que tenemos presencia en La Uruca. Creemos que el Gobierno debe analizar con detalle este tema, ordenar recursos actuales de que dispone y desarrollar el proyecto para beneficio de los costarricenses.
Si esos fondos se tomaran para lo que fueron creados, ya estaríamos sin presas, con muchas horas menos de tiempo de un punto a otro y por ende con ahorros de combustible, ya que las presas lo que hacen es que los carros se vuelvan superineficientes.

Kristian Federspiel

Director comercial
Subaru

Me parece que la intención final de este Gobierno es de dejar encaminado el inicio de obras importantes como la de Circunvalación Norte.
La Uruca es por excelencia la avenida de los autos, maquinaria e industria, y como la mayoría de vías en este país, ya está más que colapsada y necesita urgentemente una vía de desfogue hacia el norte, que conecte con la Ruta 32 y pueda el tráfico evadir el paso por Calle Blancos, Tibás y Moravia, que tantas incomodidades les han causado a esas comunidades y a sus vecinos.

Juan Pablo Schneider

Gerente general
AutoStar

El problema es que el Gobierno no analice ni cuantifique el costo de lo que esto está generando. Mientras el costo de salud (estrés, respirar malas combustiones por bajas velocidades promedio del tránsito), consumo de combustible, el costo por pérdida de tiempo no se tomen en cuenta todo seguirá igual.
Esto no solo es válido para La Uruca; también Lindora ya es un total desastre y así irán apareciendo muchos más puntos, no existe la voluntad de hacer el cambio y mientras eso no exista no pasará a más.

Mario Lachner

Vicepresidente comercial
Grupo Q

Además del tema de plusvalía en La Uruca, el proyecto de Circunvalación Norte es importante ya que colaboraría a reducir los recursos gastados debido al nivel de congestionamiento que sufre la zona. El consumo de combustibles para desplazarse cuando se tiene que pasar por esta zona es mayor al consumo promedio, generando gastos económicos, contaminación y problemas de salud asociados, pérdida de productividad y de calidad de vida para los ciudadanos.

Norval Garnier

Presidente
Red Motors

La historia de la Circunvalación es larga y muy confusa. A principio de 2016 el Gobierno había anunciado el arranque de la obra pero no pasó a más. Esto produce un problema a nivel de tráfico y empeora el tiempo y costo de transporte. Una consecuencia de esto es una operatividad más lenta que se traduce en menos ventas para todo el comercio de la zona.
El cerrar la Circunvalación es una deuda del Gobierno a los costarricenses y seria un crecimiento en infraestructura para el país. Cada día que pasa la obra se va haciendo más cara por falta de planificación. El tiempo va en contra nuestra.


ASÍ SERÍA


Se trata de apenas cuatro kilómetros de una vía de cuatro carriles, entre la Ruta 32 y la carretera General Cañas, que se construirían gracias a un préstamo de unos $150 millones con el BCIE.

201702281909500.530.jpg

 

Ver comentarios