Enviar
Delegación nacional se encuentra en la república asiática para cerrar negociaciones a principios del próximo año
TLC con China a un paso del cierre
• Industriales reiteran su renuencia a apoyar este acuerdo comercial, debido a los peligros de salud que corren los costarricenses

Natasha Cambronero
[email protected]

Los detalles que faltan por concretar son pocos, el inconveniente es lograr un acuerdo con los industriales quienes se oponen; sin embargo, el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y China está cerca del cierre.
El grupo negociador nacional ha flexibilizado el ingreso del 90% de los productos provenientes de ese país asiático, pero los chinos pretenden mayores beneficios.
En el marco de la V ronda de negociaciones que se inició ayer y se lleva a cabo en China durante toda la semana, se espera resolver la mayoría de los temas sobre acceso a mercados que todavía están sobre la mesa.
La dificultad en torno a este aspecto es lograr una balanza entre los industriales —quienes se oponen al tratado— y los chinos, que piden una mayor apertura.
No obstante, la delegación costarricense confía en que al finalizar esta reunión se estará a un paso de la aprobación del TLC, pues espera que durante el sexto encuentro, que se efectuará a principios del próximo año, se concrete el acuerdo, explicó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
Además de los aspectos en materia de acceso a mercado, los negociadores dialogarán también sobre medidas sanitarias y fitosanitarias, cooperación y solución de controversias.
“Hay grandes expectativas de cara a esta ronda, pues es una etapa muy importante que marca el inicio de una fuerte negociación en la cual los países ponen sobre la balanza sus intereses y sensibilidades, con el fin de obtener un acuerdo mutuamente beneficioso para las partes”, dijo Fernando Ocampo, jefe negociador nacional.
Los industriales han cuestionado en reiteradas ocasiones que la entrada en vigor de un TLC con China atentaría contra los estándares de calidad, contra la salud de las personas y la competitividad de las empresas.
Debido a esta renuencia, las negociaciones no han avanzado, pues los chinos buscan que la gran mayoría de sus bienes entren libres de impuestos.
“China no es hoy un socio confiable, y un TLC no cambiará esta situación. Para muestra, los casos presentados en Australia y Chile, países que teniendo un TLC con China debieron retirar juguetes tóxicos provenientes de este país y el acuerdo comercial no los protegió”, señaló Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.
Ver comentarios