Tipo de cambio promediaría ¢580 a fin de año
Shutterstock/La República
Enviar

El tipo de cambio se mantendrá al alza hasta finales del año, alcanzando unos ¢580 por dólar, lo cual implica tanto oportunidades para el sector exportador, como retos para los consumidores.

La cifra es un promedio de las perspectivas de varios analistas que vaticinaron que el dólar se movería para fin de año en un rango de entre ¢570 y ¢590.

La depreciación sería entonces de alrededor del 4% respecto al valor promedio que alcanzó el dólar en diciembre pasado de ¢559, cifra superior al 3% durante 2016.

El valor a fin de año dependerá de diversos factores, muchos de los cuales son difíciles de predecir, como es el caso del precio internacional del petróleo y otros insumos.

Sin embargo, es posible anticipar algunos eventos que tendrían un impacto directo en la depreciación de la moneda nacional ante el dólar, algunas de índole internacional y otras locales.

En términos de la economía internacional la declarada intención de la administración del presidente Donald Trump de restringir la inversión de las multinacionales estadounidenses en otros países, moverá el tablero de la inversión extranjera en el país.

A nivel local, las recientes rebajas de las calificadoras de riesgo Moody’s y Fitch aumentan la percepción de que Costa Rica cada día es un país más arriesgado para invertir y ello puede afectar las decisiones de los inversionistas extranjeros de traer su dinero.

Podría además haber nuevas restricciones en los préstamos en dólares a los no generadores, como resultado de una directriz del Banco Central de finales el año pasado.

A pesar de esto, no se trata de una situación alarmante, pero sí para estar atento al día a día de la economía nacional.

Este año la depreciación esperada será de alrededor del 4%, mientras que el año pasado fue del 3%.

Además, el Banco Central de Costa Rica mitigaría cualquier movimiento abrupto en el tipo de cambio, aprovechando sus reservas actuales en dólares de unos $7 mil millones.

En lo que a ganadores y perdedores se refiere, los exportadores recibirán un beneficio, en la medida que puedan ofrecer un mejor precio en los mercados extranjeros, ya que el costo en dólares de la producción nacional baja, en la medida que el tipo de cambio sube.

Entretanto, los consumidores e importadores pagarían más este año que en 2016, por los productos y servicios importados.
 


PARA ARRIBA


La principal tendencia del tipo de cambio sería para arriba, de modo que a fin de año finalizaría en un rango de entre ¢570 y ¢590, según los expertos.

Miriam Manrique

Directora
Moody’s Analytics

En la actualidad, a diferencia de años anteriores, el mercado está percibiendo un mayor riesgo cambiario debido a la depreciación de los primeros meses del año.
Los pronósticos que indican que el tipo de cambio podría llegar a ¢580-¢590 por dólar a finales de 2017, representando una depreciación de alrededor de un 4-5%.

Roxana Morales

Economista
Universidad Nacional

La proyección al cierre de 2017 es entre ¢570-¢580 por dólar, ya que el Banco Central podría intervenir en el mercado con sus reservas, para evitar cambios bruscos en el tipo de cambio.
Si bien la tendencia del tipo de cambio es al alza, en este momento no hay señales de una depreciación mucho mayor; no obstante, hay que tener presente que el panorama puede cambiar como resultado de eventos que sucedan en el entorno internacional y que terminen afectando la entrada o salida de divisas al país.

Vilma Villalobos

Economista
Independiente

Estimo que más importante del número absoluto en que cierra el tipo de cambio, es ver que existen tendencias y factores que lo impulsan hacia arriba, algo que solo puede controlar el Banco Central.
Yo estimo que se pueden esperar episodios de aumento como los vividos en 2016, o un poco más pronunciados, incluso dos fuertes en este 2017.

Ricardo Vega

Gerente Junior Análisis Económico
Scotiabank

Seguimos observando un mercado caracterizado por una menor cantidad de dólares en comparación con los años previos a 2016, ante la ausencia de financiamiento externo del gobierno, tanto en colones como en dólares.
Mayor demanda de dólares de los agentes económicos de parte de los sectores público y privado, principalmente para importaciones, por lo que se podría continuar con una devaluación como la observada en 2016.


TIPO DE CAMBIO AL ALZA


El año pasado el colón se depreció un 3%, y se espera que este año la variación alcance el 4%, que redundaría en promedio en ¢580 por dólar (cifras en colones por dólar).

201703211828540.530.jpg

Elaboración propia con datos del Banco Central

 

Ver comentarios