Tecnología 3D y 4K llegó a quirófanos de hospital tico
“La incorporación de estos equipos no solo da seguridad al paciente, sino también tranquilidad al cirujano que está operando porque puede identificar más fácilmente las estructuras y realizar procedimientos complejos”, afirmó Ariel Rivera, director del departamento de Cirugía del Hospital CIMA San José. Esteban Monge/La República
Enviar

Quienes necesiten una cirugía poco invasiva, pueden someterse a un procedimiento más preciso y seguro mediante las tecnologías quirúrgicas 3D y 4K, implementadas por el Hospital CIMA San José en sus quirófanos.

Con esta adquisición, el centro médico se convirtió en el único del istmo en contar con ambos dispositivos.

“Hay hospitales que poseen alguna de estas tecnologías, pero no ambas a la vez. En Centroamérica y el Caribe ningún centro las tiene”, explicó Ariel Rivera, director del departamento de Cirugía del Hospital CIMA San José.

La tecnología 3D permite a los especialistas ver la imagen que se proyecta a través del monitor en tres dimensiones; es decir, posibilita calcular la profundidad, situación que no se logra en un plano bidimensional.

“Da seguridad al paciente gracias a que podemos identificar ciertas estructuras, por ejemplo cuando está la anatomía muy distorsionada por la enfermedad misma, o si hay un proceso inflamatorio e infección”, detalló Rivera.

Es decir, permite realizar procedimientos quirúrgicos más complejos con una mejor identificación de los tejidos que facilita al cirujano su labor y le brinda mayor seguridad al paciente.

Por ejemplo, su implementación en equipos para realizar mamografías también contribuye a mejorar el diagnóstico del cáncer de mama, al lograr analizar cada capa en todo el tejido mamario, detectando con mayor facilidad lesiones pequeñas y las distorsiones de arquitectura que generalmente se asocian con este tipo de tumor.

Mientras que el equipo 4K es un aparato bidimensional (como la televisión), pero que proyecta imágenes cuatro veces más precisas que una de alta definición, lo que permite mayor nitidez a la hora de realizar la cirugía.

“La seguridad que brinda a la hora de operar y la nitidez para definir las estructuras son muy necesarias en cirugías mínimamente invasivas. No solo da seguridad al paciente, sino tranquilidad al cirujano que está operando porque puede identificar más fácilmente las estructuras y realizar procedimientos complejos”, aseguró Rivera.

Con la incorporación de ambos equipos es posible realizar microcirugías de mínima invasión, porque permite visualizar el lugar exacto de la patología y tratar de forma más precisa al paciente.

Sus beneficios son que evitan complicaciones potenciales de la herida como infecciones o hernias; menor inmunosupresión, mayor confort postoperatorio, las secuelas de las cirugías son solo pequeñas cicatrices de un centímetro de longitud que en muchos casos, con el tiempo, son imperceptibles.

Por otra parte, para hacer un uso correcto de estos modernos aparatos, el centro médico privado incorporó un nuevo sistema de luces inteligentes en el quirófano.

Ese sistema tiene una tonalidad que no permite la brillantez; es decir, se puede tener las luces encendidas y esto no afecta la imagen de la pantalla de los equipos, lo que facilita el trabajo de instrumentistas y anestesiólogos.

En cuanto a su uso, los especialistas no requieren capacitación ya que básicamente lo que hacen es facilitar la visión.

Modernos equipos

El Hospital CIMA San José se convierte en el único del istmo en contar con ambas tecnologías quirúrgicas para realizar cirugías mínimamente invasivas. En detalle:

Equipo

  • 3D: Más profundidad en la pantalla
  • 4K: Mayor definición

Ver comentarios