Suiza sigue siendo el país más competitivo del mundo
Thomas Jordan, presidente del Banco Nacional Suizo durante una charla en una universidad. Bloomberg/La República
Enviar

Por octavo año consecutivo Suiza es el país más competitivo del mundo, según el Foro Económico Mundial (OMC), el cual advirtió que las restricciones al comercio ponen en peligro el crecimiento económico mundial.

Suiza superó a Singapur y a Estados Unidos en las clasificaciones anuales de 138 países, mientras que Holanda dejó atrás a Alemania para situarse en cuarta posición.
En el informe, la organización con sede en Ginebra manifestó su preocupación por la disminución gradual de la apertura de los países. El foro explicó que este proteccionismo es el resultado de una intensificación de las barreras no arancelarias y una regulación más onerosa de las inversiones internacionales y las aduanas, y señaló que esto supone un riesgo para la economía mundial.


“La disminución de la apertura de la economía mundial está afectando la competitividad y dificultando el impulso de un crecimiento sostenible e inclusivo por parte de los líderes”, dijo Klaus Schwab, fundador del foro.
Entre los diez primeros países, el Reino Unido ascendió tres puestos al número siete, aunque el foro señaló que había recabado los datos antes de la votación sobre el Brexit que tuvo lugar junio. Philip Hammond, ministro de Hacienda británico, declaró que el informe muestra “nuestra capacidad para mantener la competitividad” y se comprometió a “seguir impulsando este progreso a la vez que demostramos al mundo que el Reino Unido sigue siendo altamente competitivo y que está abierto a los negocios”.
Los bancos centrales han mantenido repetidamente que no pueden llevar por sí solos todo el peso económico y que los Gobiernos nacionales deben ayudar a impulsar el crecimiento. La Organización Mundial de Comercio se sumó a estas voces y señaló que las intervenciones de política monetaria en economías con una puntuación de competitividad relativamente baja no producen el mismo efecto que en las economías con puntuaciones altas. Esto implica que “una competitividad subyacente fuerte es un requisito clave para que el estímulo monetario tenga éxito”, señaló la OMC.


Ver comentarios