Startups tecnológicas luchan por $82 mil millones en EE.UU.
El Pentágono y las agencias de inteligencia tienen varios programas reconocidos para ayudar a acelerar la adquisición de tecnología. Bloomberg/La República
Enviar

La startup cibernética de Jason Wagner vende una plataforma digital que las agencias federales estadounidenses necesitan. Pero sin el peso o las conexiones de un importante contratista de la defensa, le significaría más problemas que beneficios buscar un codiciado contrato federal. Y no es el único.
Wagner, que durante 15 años fue un empleado para agencias de inteligencia, vio cómo analistas de seguridad cibernética perdían tiempo transfiriendo datos para sus investigaciones a través de múltiples aplicaciones computacionales. Así que el año pasado fundó Tensor Wrench, que facilita el compartir información.


Ahora con un equipo de seis personas, sus clientes incluyen a la división Mission Systems de General Dynamics Corp., que ayuda a operar sistemas de comunicaciones usados en satélites y por obligación legal. Pero aún no ha puesto en su lista de potenciales clientes al mayor comprador posible: el gobierno federal, que gastó $82 mil millones este año en tecnologías de la información, cerca de ocho veces el presupuesto de investigación y desarrollo de Apple.
“El gobierno es un objetivo jugoso”, dijo Wagner en una entrevista. “Es tentador, pero tienes que dilucidar cuánto tiempo quieres invertir y si puedes costearlo. Cuando sumamos todo, llegó la respuesta: ahora no”.
Muchas startups cibernéticas hacen cálculos similares al ponderar si hacen negocios con el gobierno, donde enfrentan un lento y complejo proceso de compra que puede sofocar a las compañías más pequeñas. En medio de las crecientes amenazas cibernéticas, la brecha para conseguir las últimas herramientas tecnológicas es particularmente preocupante para las agencias federales civiles desde el Departamento de Asuntos de los Veteranos hasta el Departamento de Agricultura.
“Esperamos que las más pequeñas de las agencias federales hagan un trabajo tan bueno en materia de ciberseguridad” como el Pentágono, dijo en un discurso el 18 de octubre en Washington el director de tecnologías de la información de Estados Unidos, Tony Scott. “Y ustedes saben que las posibilidades de que eso ocurra son bajísimas”.
El Pentágono y las agencias de inteligencia tienen varios programas reconocidos para ayudar a acelerar la adquisición de tecnología. Está la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa, Unidad de Innovación de Defensa-Experimenta (DIUx, por sus siglas en inglés) e In-Q-Tel, la firma de capital de riesgo respaldada por la CIA que ayuda a financiar Palantir Technologies Inc. Ahora las agencias civiles también lo están intentando.
Aaron Snow, cofundador de 18F, dice que entiende por qué una compañía pequeña pensaría que el costo de tratar de venderle al gobierno es muy alto, la conclusión a la que llegó Wagner de Tensor Wrench, firma de Herndon, con sede en Virginia. Para los proveedores de servicios tecnológicos, el principal desafío es aprender el proceso de abastecimiento, mientras que para los vendedores de productos es obtener las certificaciones de seguridad del gobierno, dijo Snow.
No obstante, “algunas de esas agencias pequeñas tienen parte de la información más importante y representan parte de los activos más importantes que tiene nuestro país”, dijo Scott, el director de tecnologías de la información del gobierno.


Ver comentarios